Verano sano y dulce: sí, es posible

Con la llegada del verano muchas personas están inmersas en plena operación bikini. Este esfuerzo por estar en forma impide ingerir algunos de los alimentos más sabrosos para la mayoría de los mortales. Sin embargo, en los últimos años cada vez son más los productos que se reinventan por la salud. Juan Perteguer, cofundador de Yummeat, demuestra que sí es posible pasar un verano dulce sin que afecte que interfiera en nuestra dieta saludable.
Nos encontramos en la era de la comida sana, cada vez más visible en el gran número de establecimientos especializados en ensaladas  y bebidas détox, con propiedades que ayudan a  limpiar y desintoxicar el cuerpo, que han inundado nuestras calles en los últimos años. Sin embargo, damos por hecho que productos que tanto gustan a la mayoría como golosinas, caramelos, chocolatinas y otros dulces jamás podrán ofrecernos salud y bienestar físico. Por este motivo, evitamos comer este tipo de alimentos en verano, la época más esperada del año aunque para muchos/as también la más temida, ya que toca hacer sacrificios con el fin de mantenerse en forma para lucir bien en playas, piscina y fiestas veraniegas.
Al contrario de lo que muchos piensan, existen numerosas posibilidades para disfrutar de los alimentos que más nos gustan sin preocuparnos por la salud o el peso.  Sin embargo, se trata de productos relativamente nuevos y, para muchas personas, por descubrir. “Estamos ante una sociedad cada vez más exigente, que demanda alimentos bajos en sustancias perjudiciales pero que mantengan el sabor de los tradicionales” asegura Juan Perteguer, quien precisamente para dar respuesta a esta necesidad ha creado las primeras golosinas sin azúcar ni grasas del mercado español, Yummeat, que además cuentan con una amplia variedad para satisfacer todos los gustos.
Este tipo de productos innovadores demuestran que es posible mantener el tipo sin renunciar a los placeres de la vida y, por ello, cada vez son más las marcas que amplían su oferta y la orientan hacia la salud. Entre éstas se encuentran marcas como Cavalier y su chocolate belga o La Nouba con sus gofres y barquillos que han hecho posible que productos como estos, asociados a una alimentación insalubre, puedan ser consumidos sin restricción por aquellas personas que quieren cuidarse.
Todas estas posibilidades nos permiten disfrutar de un verano exento de remordimientos mientras que disfrutamos de lo que más nos gusta. “De esta manera, todas aquellas personas que están inmersas en plena operación bikini pueden seguir degustando muchos manjares que habían vetado por creer perjudiciales para su dieta” añade Juan Perteguer.
Este verano ya podemos olvidarnos de las restricciones en lo que a golosinas y chocolates se refiere. La industria alimentaria nos ofrece varias opciones para borrar los remordimientos que nos provoca el consumo de los dulces y disfrutar de la vida como merecemos.

Redacción
Acerca de Redacción 4364 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta