Los hombres también se cuidan

Diez consejos estéticos para los hombres que se cuidan de la mano del doctor Ricardo Ruiz (Por Top Doctors).

Aunque las mujeres han liderado el mundo de la estética en los últimos años, cada vez hay más hombres que se cuidan. En Clínica Dermatológica Internacional, el 53% de los pacientes de dermatología general son mujeres, por lo que el 47% son hombres. Sin embargo, el porcentaje de hombres que acuden a nosotros para dermatología estética se reduce hasta el 15% de los pacientes. Es curioso, pero los hombres tenemos otro concepto de la belleza. Nos preocupamos, y mucho, de la caída del pelo, incluso no tenemos reparos en ponernos implantes de pelo si la alopecia va a más; nos esforzamos en los gimnasios, e intentamos seguir dietas adecuadas para que los michelines no aumenten demasiado rápido. Sin embargo, ni las arrugas ni la flaccidez nos han importado nunca demasiado.

Por lo general nos avergüenza hacernos retoques para mejorar el aspecto de la cara. Parece que la imagen del hombre duro de Marlboro en la que nos han educado va en contra del rejuvenecimiento facial no invasivo. Aun así, la tendencia es al cambio.

En una década, el número de hombres que han recurrido al Botox ha aumentado en más de un 300%. El ambiente competitivo del trabajo y el culto a la imagen y a la juventud ha hecho que más hombres quieran estar en el mercado con un mejor aspecto. Además, nuestra permanente aparición en redes sociales ha hecho que nuestra imagen sea cada vez más pública, por lo que intentamos no perder la oportunidad de dar una buena primera impresión. Por este motivo, voy a dar una serie de consejos para hombres que se quieran beneficiar de los avances de la dermatología estética.

  1. Utiliza nuestra fórmula antiedad. En general, los hombres somos poco constantes para las cremas. Sin embargo, seguir un protocolo sencillo puede ayudar a tener la piel más luminosa. Nosotros aconsejamos utilizar una crema con Retinol 2 noches por semana, combinándola con una crema hidratante el resto de las noches. Por las mañanas aplicar una crema con un antioxidante tipo vitamina C al 20% y encima el fotoprotector si vamos a estar al aire libre. Y, sobre todo, evitar las quemaduras solares; principal causante del envejecimiento de la piel y mayor factor de riesgo para padecer cáncer de piel.
  2. Cuida tu piel. Leí en una revista cuáles eran los hombres “maduros” más atractivos del momento, y todos tenían una cosa en común: tenían pelo. Así pues, es importante analizar el estado de nuestra salud capilar, además de valorar si nuestros padres tienen problemas de alopecia. Debemos acudir al dermatólogo si vemos que las entradas van a más o que se aclara la zona de la coronilla. Si a pesar de los tratamientos capilares, las sesiones de plasma rico en plaquetas y la aplicación diaria de Minoxidil el pelo no termina de crecer puedes plantearte los implantes capilares. Hoy en día las nuevas técnicas de implante capilar son menos agresivas y producen mejores resultados estéticos. Aunque curiosamente muchos hombres vienen a nuestra consulta para eliminar el vello no deseado en determinadas zonas del cuerpo como la espalda, cejas, cuello, etc.
  3. Revitaliza tu piel. Lo importante es cuidar la piel, revitalizarla y eliminar sus imperfecciones a través de las técnicas no invasivas adecuadas. Los láseres y la Luz Pulsada Intensa son muy efectivos para eliminar de una forma no agresiva esas manchas, vasos sanguíneos, cicatrices, etc., y conseguir una piel más fresca y luminosa. La mesoterapia de ácido hialurónico (llamado vulgarmente “vitaminas”) y las sesiones de Plasma Rico en Plaquetas ayudan a revitalizar la piel.
  4. Plantéate recurrir al Botox. Si ves que tu entrecejo es muy marcado y transmite una imagen de preocupación, tienes unas patas de gallo muy marcadas, etc., pide una valoración a tu dermatólogo para que te recomiende si eres candidato para el Botox. La toxina botulínica es un buen tratamiento para prevenir arrugas de expresión si se inyecta de forma que se mantenga la expresión del paciente. En mi opinión, debe usarse en dosis bajas, de forma muy personalizada y manteniendo las arrugas de la frente. Al realizar la técnica del Botox es muy importante valorar la posición de las cejas; un hombre tiene la ceja recta y existe menos distancia entre ellas y el párpado superior. Por ello, la técnica de inyección es distinta en hombres y mujeres.
  5. Cuidado con los rellenos. No debes inyectarte demasiados rellenos, aunque sean reabsorbibles. Te quedan muchos años de vida y la piel a la que se le ha inyectado muchos productos no envejece de forma natural. Céntrate en revitalizar la piel y en usar técnicas que induzcan la formación de tu propio colágeno.
  6. Flacidez. Para mejorarla sin cirugía disponemos de dos técnicas interesantes: Ultherapy y los hilos tensores. La primera es un sistema de ultrasonidos que actúan en la capa profunda de la piel, por debajo de la grasa, produciendo un efecto tensado que por lo menos dura un año (es lo que los americanos llaman el “lifting a plazos”). Por otro lado, los nuevos hilos tensores se pueden insertar en la zona que queremos “estirar” para producir un doble efecto: por un lado, el efecto mecánico tensor y, por el otro, la inducción de colágeno que produce el material del hilo inyectado. Lo interesante de ambas técnicas es que logran producir un efecto tensor sin rellenar, es decir, sin dar volumen. En muchas ocasiones combinamos Ultherapy con hilos tensores para conseguir mejores resultados.
  7. Cuida los párpados. Los párpados suelen envejecer de una forma más evidente, sobre todo en determinados pacientes. Se pueden mejorar con técnicas no agresivas, como el láser CO2 fraccionado o también con Ultherapy, aunque el mejor resultado se obtiene con una cirugía menor, como la blefaroplastia quirúrgica mínimamente invasiva.
  8. Di adiós a los michelines. A estas edades los hombres casi siempre tenemos acúmulos de grasa que no se eliminan ni adelgazando ni haciendo deporte, sobre todo en el abdomen o en los flancos. Estos michelines se pueden eliminar fácilmente con frío, mediante la técnica Coolsculpting, que elimina la grasa localizada sin cirugía.
  9. Acaba con el sudor no deseado. El sudor excesivo, conocido como Hiperhidrosis, a veces puede manchar las camisas y hacernos sentir mal. Hoy contamos con varias técnicas para controlarla, como el Botox, que se inyecta en las axilas y lo elimina durante 9 meses, y el Miradry, técnica de reciente aparición que elimina el sudor axilar de forma permanente sin cirugía.
  10. Lo más importante, cuídate por dentro. No fumes, mantente en el peso adecuado, cuida la mente (yoga, meditación), come sano, haz ejercicio y no olvides las revisiones médicas periódicas, sobre todo con el urólogo (cáncer de próstata), digestivo (cáncer de colon), dermatólogo (revisión o mapeo de lunares) y médico de familia o internista (valoración de factores de riesgo cardiovasculares como la hipertensión o colesterol). Y el mismo consejo que damos a las mujeres: no tengas miedo a envejecer; la lucha contra el envejecimiento la tenemos perdida desde el nacimiento. Nuestras arrugas indican lo que nos hemos reído.

Artículo realizado por Anna Raventós Rodríguez para Top Doctors, en base a la experiencia y trayectoria profesional del doctor Ricardo Ruiz Rodríguez, dermatólogo oncológico y estético.

Redacción
Acerca de Redacción 4364 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta