Una de cada ocho muertes prematuras está relacionada con la contaminación

Según estimaciones de Naciones Unidas, cada año se producen al menos siete millones de muertes prematuras debido a la contaminación del aire. Una de cada ocho de estas muertes está relacionada con el incremento de emisiones de CO2, que desde el inicio de la década de los años 90 ha aumentado casi un 50%. La ONU insta en el número 13 de sus Objetivos de Desarrollo Sostenible a las compañías a adoptar medidas urgentes contra el calentamiento global que producen las emisiones.
La Organización Mundial de la Salud lleva años advirtiendo de las consecuencias que se desprenden de esta situación. Señala, además, cuáles son los niveles máximos de agentes contaminantes a los que podemos exponernos (dióxido de nitrógeno, benceno, ozono o benzopireno). Ante esta situación, los países tratan de reducir este impacto adaptando sus modelos productivos mediante un mayor uso de energías renovables. Sin embargo, a día de hoy, las energías limpias únicamente representan un 9% del uso energético en el mundo, frente al 33% que supone el petróleo o el 27% que representa el carbón, según el Ente Vasco de Energía, titulado “El Petróleo y la energía en la economía”. España se ha comprometido a que en el año 2020, el 20% del consumo final de la energía proceda de fuentes renovables.
Es por esto que la reducción de emisiones por parte de las compañías es realmente importante, ya que las empresas pueden y deben contribuir al desarrollo sostenible a través de la innovación en nuevas tecnologías, productos, servicios y modelos de negocio, afirmaba en este sentido Paloma Durán, directora del Fondo para los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU.
El mensaje de las Naciones Unidas ha calado hondo en el tejido empresarial español. Así se refleja en el análisis realizado por la Red Española del Pacto Mundial a las empresas del Ibex 35. Un 94% de ellas ya están trabajando en estos objetivos y casi la mitad del total están desarrollando estrategias específicas para su implantación o modificando sus estrategias de Responsabilidad Social. En este sentido, Yolanda Erburu, directora ejecutiva de Comunicación, de RSC y de la Fundación Sanitas, asegura que “nos encontramos en un momento clave. Desde Sanitas creemos firmemente que las empresas debemos adoptar un papel activo e impulsar iniciativas responsables con el medio ambiente. Sabemos que aún queda camino por recorrer, pero estamos seguros de que cada acción que llevamos a cabo suma para involucrar al resto de agentes”.

 

Por unas ciudades más limpias
En nuestro país, un total de 27 empresas españolas, con el apoyo del Comité Olímpico Español (COE) y de la Fundación Española del Corazón, se han unido para participar en el programa Healthy Cities, creado e impulsado por Sanitas, con el que se busca un diseño de las ciudades que sea más saludable, sostenible y accesible para el conjunto de la sociedad. Este objetivo es fundamental a la hora de plantearse la reducción de emisiones de CO2, ya que en las ciudades se consume entre el 60% y el 80% de la energía mundial y se produce el 75% de las emisiones a la atmósfera, y es que más de 3.500 millones de personas del mundo viven en zonas urbanas. “Las ciudades saludables o Healthy Cities son la evolución de las Smart Cities, al incluir como elemento clave la promoción  de salud de sus ciudadanos, la movilidad sostenible o el diseño urbano que favorezca una vida más saludable y un mejor cuidado del medio ambiente”, puntualiza Yolanda Erburu. “Además de preocuparnos por la salud, el bienestar y la felicidad de nuestros clientes, en Sanitas, protegemos el medioambiente para lograr nuestro propósito de contribuir a que las personas tengan vidas más largas, sanas y felices”, concluye la Directora ejecutiva de Comunicación, de RSC y de Fundación Sanitas de Sanitas.

Redacción
Acerca de Redacción 4364 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta