El 80% de los casos de cáncer oral son producidos por el tabaco

El tabaco produce el 80% de los casos de cáncer oral, que tiene una prevalencia de entre 1 y 5,2 casos por cada 100.0001 habitantes en España, uno de los países donde más se consume tabaco. Según datos de la Encuesta Nacional de Salud2, casi un 30% de la población española adulta es fumadora. Por ello, en el marco del Día Mundial sin Tabaco, el Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región (COEM) recuerda que el dentista es un aliado estratégico en la lucha contra el hábito de fumar.
Además del cáncer oral, el consumo de tabaco provoca serios problemas relacionados con la salud bucodental, entre los que se encuentran muchos fracasos en tratamientos con implantes, gingivitis, periodontitis o mal aliento. En este sentido, el COEM ha elaborado una guía en la que ayuda a los pacientes a identificar, tanto los beneficios de dejar de fumar, como los perjuicios que causa a la salud general.

“La población cada vez está más concienciada de los riesgos del tabaco sobre la salud general y bucodental, aunque el porcentaje de fumadores en nuestro país sigue siendo alto. Por esta razón, como profesionales sanitarios, tenemos el deber de hacer hincapié en la difusión de estos mensajes, tanto a nuestros pacientes, como a toda la población”, afirma el Dr. Antonio Montero, presidente del COEM.

Razones y beneficios para dejar de fumar
El cese de hábitos nocivos como el tabaco supone un incremento en la calidad de vida de las personas: mejora del aparato respiratorio, reduce las posibilidades de padecer de enfermedades del corazón o cáncer, incrementa el rendimiento físico y deportivo, evita las manchas en los dientes, consigue unas encías más sanas, mejora el aliento y el sabor de las comidas y disminuye los problemas durante el embarazo.
Por este motivo, dejar de fumar también puede producir síntomas que afectan al ritmo de vida de las personas como insomnio, una mayor irritabilidad, cansancio y apatía, dificultad para concentrarse, aumento del apetito, estreñimiento o dolor de cabeza. En estos casos, el COEM recomienda: “No se trata de una decisión fácil y las recaídas son habituales en aquellos pacientes que tratan de dejar este hábito. Les explicamos que no tienen por qué sentirse culpables si vuelven a fumar, ni desanimarse”, apunta el Dr. Montero.

Alianzas estratégicas
El compromiso del COEM y la Fundación COEM (FCOEM) con el paciente oncológico ha sido una constante desde sus inicios. Así, han emprendido diversas campañas de sensibilización y formación en colaboración con la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los pacientes,
dándoles pautas de tratamiento para las lesiones que puedan sufrir a nivel oral y poder acudir, de forma gratuita, a cursos para dejar de fumar. “No debemos olvidar la importancia de recibir atención bucodental previa al tratamiento con quimioterapia o radioterapia, en aquellos pacientes con cáncer oral, ya que de esta forma se pueden evitar complicaciones derivadas de estos fármacos”, recalca el Dr. Montero.

Redacción
Acerca de Redacción 6501 Articles

Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta