Complementos nutricionales para levantar el ánimo

Por primera vez, el equilibrio emocional y los complementos alimenticios han aparecido en la nueva pirámide de la alimentación saludable de la SENC.
Coincidiendo con la celebración del Día Mundial de la Salud, centrado este año en la depresión, se presentó el Primer Estudio sobre el Estado de Ánimo de los españoles, que sirve para darnos una visión general del estado de ánimo de la población española. Pese a que el 83% de los españoles dice ser feliz en su día a día, casi 8 millones de personas en nuestro país confiesan sentirse tristes. Un síntoma que nos da a entender que, quizás, los españoles estamos algo más tristes de lo que nos atrevemos a reconocer en público. Para solucionar los bajones en el estado de ánimo, el 44% de los españoles ya toman vitaminas o suplementos alimenticios. Eso supone que más de 20 millones de personas en España consideran que pueden mejorar emocionalmente gracias a una pequeña ayuda o aporte extra a través de vitaminas o suplementos alimenticios. En este sentido, por primera vez la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) ha incluido en su tradicional pirámide alimenticia los complementos alimenticios. En la cúspide de la misma aparece un banderín que incluye por los suplementos nutricionales, “una opción que debe ser analizada de forma individual por parte de profesionales de la salud con formación específica en nutrición”, afirman desde la SENC.
Esta Sociedad aclara que la pirámide son recomendaciones dirigidas a la población general sana. Las personas con patologías agudas, enfermedades crónicas o con factores de riesgo relacionados con la alimentación u otros estilos de vida, los ancianos frágiles, o personas con necesidades especiales, necesitan ajustes individualizados en los aspectos cuantitativos, cualitativos, utilización de suplementos, alimentos especiales o asistencia nutricional.

El triptófano
De cara a mejorar nuestro estado de ánimo, los especialistas recomiendan llevar a cabo una dieta saludable rica en vitamina B, Omega 3 y alimentos como el triptófano, para regular los niveles de serotonina, tal y como explica la psicóloga Rosa Guillén Ferrer en su artículo 10 consejos para controlar la ansiedad, publicado por Top Doctors. El triptófano, que se encuentra de manera natural en diversos alimentos y complementos alimenticios, es un aminoácido, un nutriente esencial que nuestro organismo no puede fabricar, y destaca por necesitarse para la producción de la serotonina, conocida como la hormona de la felicidad. Por tanto, mantener un buen aporte de triptófano puede ayudar a las personas temporalmente decaídas a sentirse más animadas.
Si bien el uso de complementos o suplementos nutricionales puede ser beneficioso en determinadas circunstancias, siempre es recomendable consumirlos bajo el control de un profesional sanitario, porque tal y como afirman desde la SENC, “el consumo autogestionado de alimentos o productos especiales, incluidos los suplementos proteicos promocionados en el marco de algunas modalidades de actividad deportiva, no está libre de riesgos” Es por ello por lo que la SENC recomienda buscar el consejo de los profesionales de la salud con formación específica en nutrición para orientar con carácter individual cualquier ingesta continuada de suplementos dietéticos y nutricionales.

Nuestro estado de ánimo
Entre todos los españoles que reconocen no estar felices, la mitad se declara cansada, mientras que un 20% y un 15% se declaran deprimidos o tristes respectivamente, según el Primer Estudio sobre el Estado de Ánimo de los españoles. Estas mismas personas, además, afirman pasar entre 3 y 4 días de bajón cada semana. De hecho, casi el 60% de los españoles confiesa estar con un peor estado de ánimo de lo que aparentemente creían tras pararse a reflexionar sobre su situación actual.
Los bajones anímicos son particularmente frecuentes entre los españoles, puesto que un 75% de nosotros afirma tener al menos un día de bajón a la semana. Eso significa que todas las semanas del año, el español medio tiene un estado de ánimo bajo.
Pero, en su día a día, ¿qué les afecta más concretamente a los españoles? Mayoritariamente a los españoles les desmotiva la rutina (41%), seguido de poco tiempo para el ocio (15%) y estar en el paro (13%). Además, al 71% de los españoles el clima les afecta en su estado de ánimo diario.
La gente que vive fuera de núcleos urbanos (playa o montaña) se declara un 10% más feliz que las personas que viven en pequeñas y grandes ciudades. Eso sí, el 40% de la gente que vive en el pueblo no acude a nadie cuando tiene un bajón en su estado de ánimo. El 35% de los solteros tampoco acude a nadie, ocurriéndole esto al 60% de los españoles que se declaran tristes. Esto viene a mostrar cómo determinados grupos de población se tragan sus propios problemas y lidian por su cuenta con el desánimo, sin acudir a especialistas o a personas cercanas que puedan ayudarlos a pasar los malos momentos. Francisco López Cánovas, médico especialista en psiquiatría comenta que “el principal problema no es tanto un bajo estado de ánimo; el problema es que la persona se resigne y piense que es lo normal vivir sin alegría y no haga nada para cambiarlo. En los estudios internacionales, la prevalencia de los trastornos depresivos se sitúa entre el 5-10% en población adulta. La edad más frecuente de la aparición está entre los 35 y los 45 años, aunque puede ocurrir a cualquier edad”.
Por lo general, el 36% de los españoles pide ayuda a su pareja para aliviar sus bajones emocionales, pero hay un 30% de la población de nuestro país (casi 14 millones de personas) que no acude absolutamente a nadie e intentan superar sin ayuda de ningún tipo este tipo de baches en nuestro estado de ánimo.
Las parejas no solo ayudan a superar los malos momentos anímicos, sino que también sirven para prevenirlos. Esa es una de las conclusiones que se extraen al comprobar que los españoles casados y comprometidos son los que menos se desaniman pensando en el futuro en comparación con solteros, divorciados o viudos.
Pero, ¿qué condiciona realmente el estado de ánimo de los españoles? Tomando como referencia los resultados de este estudio vemos como la economía (65%), el trabajo (47%) y la familia (31%) son los tres principales factores que condicionan negativamente la vida de los habitantes de nuestro país. Eso sí, en este último aspecto vemos diferencias significativas entre la percepción de cuáles son las causas de nuestros bajones dependiendo del sexo. Y es que el 40% de los hombres españoles consideran que los problemas laborales son el primer causante de una desmotivación, mientras que el mismo porcentaje de mujeres se inclinan a pensar que esa primera causa es una crisis emocional.

Redacción
Acerca de Redacción 4364 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta