La somnolencia y los trastornos del sueño provocan uno de cada cuatro accidentes de tráfico

El sueño es un factor de riesgo modificable y tratable para la salud y calidad de vida de la población. Los expertos señalan la necesidad de trabajar en un modelo de sueño vinculado a la salud porque el sueño es un factor sobre el que se puede intervenir en la prevención y  el curso de las enfermedades crónicas y que predispone al desarrollo de alteraciones metabólicas, cardiovasculares, inmunológicas y por lo tanto, se asocia a una elevada morbimortalidad. Ésta es una de las principales conclusiones de la conferencia que el doctor Joaquín Terán-Santos, presidente de la Sociedad Española de Sueño y Jefe de la Unidad de Sueño del Hospital Universitario de Burgos, ha impartido en el marco del evento Cuídate Plus, celebrada en Madrid, con la colaboración de Philips Ibérica.
Tal y como señala el doctor Terán, “el sueño es el ritmo biológico más importante y está estrechamente ligado no solo al mantenimiento de la función cerebral sino que también cuenta con un fuerte impacto en el metabolismo, la temperatura, el sistema inmune o el funcionamiento cardiovascular y la pérdida de la estructura de sueño produce un desorden que se desemboca en enfermedad”.  De hecho, la mala higiene del sueño, debido a los horarios de trabajo irregulares, a turnos y con estrés, favorece el déficit de sueño y la aparición de insomnio, y es la primera causa de accidentes de tráfico, estando detrás de entre el 20 y el 25% de la siniestralidad al volante.

El control de la apnea
La apnea del sueño, junto al insomnio, es el trastorno del sueño más prevalente que se sufre en España y que afecta a un alto porcentaje de la población que en un 70% no está diagnosticada ni tratada.  A pesar de ello, el 90% de la población desconoce en qué consiste este trastorno que interrumpe la respiración varias veces a lo largo del sueño, provoca ronquidos, respiración convulsiva o incluso despertar.
El sueño es un proceso activo y complejo, fundamental para mantener un correcto estado de salud física y mental. La pérdida de sueño se asocia a factor de riesgo para diabetes y obesidad, siendo ésta un factor predisponente para la apnea de sueño.
Es relevante que solo el 20% de los niños y adolescentes tiene unos horarios de sueño regulares y entre los expertos es cada vez más evidente el impacto de la apnea de sueño en los niños y su relación con la obesidad o las alteraciones cognitivas en términos de atención, memoria y por lo tanto de repercusión en el desarrollo intelectual y en el rendimiento-fracaso escolar. De hecho, en opinión del doctor Terán diversas investigaciones “han identificado biomarcadores de alzhéimer en niños con apnea del sueño y obesidad, en los que, tras una intervención en higiene del sueño se produce una mejora de la situación de la corteza cerebral y de  la respuesta neurocognitiva”.
En el caso de los adultos, multitud de estudios establecen el importante deterioro cognitivo y de rendimiento profesional y pérdida económica relacionado con el insomnio, con un impacto que oscila entre el 1% y 2% del PIB de las sociedades occidentales.

Higiene del sueño
Philips participa en CuidatePlus con un espacio educativo e interactivo donde es posible conocer los consejos para una correcta higiene del sueño, conocer el riesgo de padecer apnea y cómo detectarla en otras personas, además de sus consecuencias e impacto en actividades como la conducción.
Alimentación, ejercicio físico y sueño son los pilares de la salud. La higiene del sueño se basa en mantener un ritmo de sueño lo más ligado posible a la luz y a la oscuridad y asegurar una exposición adecuada a la luz solar durante el día para sincronizar el ciclo vigilia-sueño. De la misma forma, los expertos recomiendan evitar la exposición antes del sueño a la luz que desprenden los dispositivos electrónicos, evitar cenas copiosas o bebidas estimulantes antes del descanso y mantener unas buenas condiciones ambientales en la habitación.

Redacción
Acerca de Redacción 4354 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta