Ponle freno a la caída del cabello

Recogemos los mitos y realidades sobre la alopecia, para ayudarte a combatirla

Según explica el doctor Horacio Foglia, director médico de Medical Hair, a pesar de las creencias populares que afirman que la caspa y la seborrea o el estrés, entre otras, son el principio de la calvicie; la verdadera causa en más del 95% de los casos se debe a la alopecia androgenética, un conjunto de factores de orden hormonal y hereditario. Este tipo de calvicie solo afecta a la zona frontal y superior de la cabeza y a causa de ella, el cabello comienza lentamente a debilitarse hasta caer de manera irreversible.
Es importante conocer las verdaderas causas que producen la caída capilar irreversible,  para poder hacerles frente con el tratamiento adecuado, evitando así los remedios caseros y métodos que no aseguran su recuperación. Tal y como señala el doctor Foglia, “el único tratamiento que soluciona la alopecia es el implante capilar”, a pesar de que, señala, “opciones como la mesoterapia ayudan a estimular el crecimiento y su recuperación en las primeras fases de la calvicie”. No obstante, recientemente se han puesto de manifiesto algunos avances en la lucha contra la alopecia que generan nuevas expectativas. Durante la última edición del Curso de Tricología del Hospital Ramón y Cajal – MSD, el doctor Sergio Vañó, director de la Unidad de Tricología del Hospital Ramón y Cajal y miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), expuso interesantes conclusiones en el campo de la tricología, rama de la dermatología que se ocupa del diagnóstico y tratamiento de las alopecias. “En lo que respecta a la alopecia más frecuente, la androgénica, destacan las investigaciones en nuevas vías de utilización de los fármacos antiandrógenos como las infiltraciones locales o la vía tópica”, explicó el doctor Vañó, para quien “el siguiente hito en el tratamiento de la alopecia será la irrupción de las terapias relacionadas con la clonación”.
Por otro lado, durante el curso se  han discutido las últimas publicaciones científicas en las que se demuestra la efectividad y seguridad a largo plazo del uso de finasterida y dutasterida en el tratamiento de la alopecia androgénica masculina y femenina. También se explicaron las últimas novedades de otras terapias, como el láser de baja potencia, los fármacos agonistas y antagonistas de las prostaglandinas (setipiprant), el plasma rico en plaquetas y los tratamientos que actúan a nivel de las células madre foliculares, como los fármacos tópicos agonistas de la vía Wnt-betacatenina, el lipoaspirado de células madre mesenquimales o la clonación capilar.

Toda la verdad y nada más que la verdad
Una parte del curso estuvo dedicada a otros aspectos de importancia como las novedades en trasplante capilar, en tricoscopia, en los aspectos cosméticos del cabello, desmitiéndose algunos mitos. A este respecto, desde Medical Hair nos aclaran los principales mitos y realidades:

  1. Tendrás caída si te lavas el pelo a diario

Falso. Aunque la higiene capilar adecuada es fundamental para mantener un pelo sano, siempre que el cabello esté sucio hay que lavarlo. Tenemos que tener presente que lavarse con menor frecuencia produce que el número de cabellos que caerá por lavado será mayor, pero no afecta a la desaparición de los folículos pilosos.

  1. El secador es perjudicial

Falso. Si bien un uso excesivo puede provocar caídas, es de forma temporal y reversible. Por eso es importante ser cuidadosos en su uso, ya que la exposición continuada a altas temperaturas puede debilitar el cabello.

  1. El tinte es malo

Falso. La realidad es que dichos productos pueden contener ciertos componentes que pueden dañar el pelo, como por ejemplo el amoniaco, pero no perjudica al cuero cabelludo. Por lo tanto, el único problema que podría generar el uso de tintes capilares es el debilitamiento del pelo.

  1. La genética es determinante

Verdad. Aquellas personas que tengan ascendencia familiar con problemas alopécicos están expuestos con mayor facilidad a continuar con esa predisposición genética.

  1. La mala alimentación provoca caída

Falso. Una desnutrición proteica o energética, la falta de ácidos grasos, hierro o zinc pueden ser la causa de una pérdida temporal de pelo que desaparecerá cuando se compensen las carencias alimentarias. La dieta desequilibrada se incluye dentro del 5% restante de las posibles causas de la pérdida de pelo. Por ello, hay que apostar por una alimentación completa que incluya carnes magras, pescados, verduras y otras fuentes de proteínas.

  1. El uso de gorros o cascos fomenta la pérdida

Falso. Poner algo en contacto directo con la cabeza no impide la oxigenación del cuero cabelludo ya que los folículos capilares toman el oxígeno del torrente sanguíneo corporal y no del aire. En esta línea, raparse la cabeza no favorece la detención de la caída capilar.

Ana María Moreno
Acerca de Ana María Moreno 16 Articles

Profesora de yoga y periodista especializada en temas de belleza, bienestar y salud.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta