Diez consejos para sobrevivir a la primavera

Los altos niveles de contaminación, la astenia y las alergias, principales problemas comunes de salud, según el experto Ata Pouramini

La primavera ya está aquí, aunque tendremos que esperar al próximo 20 de marzo para que se declare la entrada de la estación. A partir de ese día y hasta el próximo 21 de junio podremos disfrutar de 92 días exactos, esperemos, de días con sol y termómetros moderados.
Sin embargo, y pese a que siempre se contempla con un periodo agradable del año, ajeno a las temperaturas extremas de otros meses, para algunos este equinoccio no resulta ni mucho menos idílico. Los motivos: las alergias a las plantas que polinizan durante este periodo y la famosa astenia que afecta a muchas personas. A estos dos factores debemos sumarle un tercero, en incremento, para quienes viven en zonas industrializadas. Hablamos de la polución, que, según el orientador en salud, Ata Pouramini, incide en los otros dos factores, aumentando los trastornos respiratorios y la falta de energía asociada a esta estación.
Según explica el autor de Tú eres tu Medicina, los altísimos niveles de polución inciden también en los problemas de la piel, como dermatitis, eccemas y otros, asociados a la sequedad y contaminación ambiental.
La recomendación del experto es, en primer lugar, identificar la astenia primaveral, si es que es lo que nos está afectado. Si nos encontramos cansados, apáticos e incluso tristes, sin motivo evidente, explica, lo conveniente es no precipitarnos hacia el botiquín, ni ponernos nerviosos. Si estos síntomas no se asocian con otros, ni se prolongan en el tiempo , deberemos asumir que están asociados a los cambios estacionales. Si duran más de lo normal, acudamos al médico para descartar cualquier otra patología.

  1. Si , efectivamente, somos víctimas de la astenia, no debemos autorecetarnos complementos vitamínicos. Es posible que no los necesitemos. Sólo es un pequeño periodo y siempre tenemos a mano los alimentos necesarios para tratar de recuperar la energía.
  2. Aprovecha lo que la estación te da: el sol. No sólo te levanta el ánimo salir de casa y encontrarte con buen tiempo. Los rayos solares son fuente natural de Vitamina D, necesaria para muchos procesos orgánicos, pero, sobre todo, para nuestros huesos.
  3. Cuidado con el deporte. No te “machaques” en el gimnasio. Realiza actividad al aire libre, moderada y siempre adecuada a cómo te sientas en estos meses.
  4. No hagas dieta con vistas al verano si tienes astenia primaveral o padeces problemas respiratorios. Espera a que pasen para retomar la pérdida de peso, siempre controlada y bajo premisas saludables.
  5. Humidifica el ambiente por las noches en las habitaciones. Es positivo para los problemas de alergia, para la dermatitis y para la prevención de infecciones respiratorias.
  6. Instala purificadores de aire en las zonas donde más tiempo pasas en el hogar. Si tienes mascotas como perros o gatos, te ayudará también a limpiar los residuos de su pelo.
  7. Busca alimentos ricos en vitaminas C, D y magnesio. El plátano es un buen snack para merienda, porque, además tiene potasio. Los zumos naturales de pomelo están muy recomendados a primera hora de la mañana y como carne, por ejemplo, el pollo y pavo. Pouramini recomienda el pescado azul y el huevo como fuentes de proteínas  y vitamina D.
  8. Adelanta la cena lo más que puedas. Te ayudará a no ganar peso y a sentirte mejor al acostarte.
  9. Bebe dos litros de agua al día. Tus mucosas estarán resecas con el calor. La fatiga te da más sensación de sed. El agua te ayuda en los procesos orgánicos básicos.
  10. Súmale más tiempo al sueño y, si puedes, réstaselo a los dispositivos móviles en las horas previas. Desconecta y relájate.

Ata Pouramini es director de Quiropractic Valencia y autor del libro Tú eres tu medicina.

Redacción
Acerca de Redacción 4360 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta