Alternativas contra la gripe

Congestión nasal, mocos, estornudos… los lavados nasales te pueden ayudar.

Ante la actual epidemia de gripe es muy común plantearse todo tipo de alternativas que te permitan si no prevenirla, al menos sobrellevar sus efectos. En los medios e Internet puedes encontrar estos días todo tipo de trucos y consejos para ello, especialmente aquellos que se autodenominan “naturales”, como si fueran la purga de Benito que todo lo cura. Pero ¿son realmente eficaces? ¿Son seguros? Te puedes plantear muchas incógnitas al respecto, y debes hacerlo, ya que la mejor información es la que proviene de los profesionales de la salud o medios supervisados como Estar Vital.

Haces bien al huir de todo aquello que te prometa curar la gripe. No debes olvidar que la gripe es una enfermedad infecciosa de origen vírico, que se transmite entre las personas. Los tratamientos existentes que habitualmente puedes adquirir en una farmacia sin receta están destinados a hacerte más llevaderos los síntomas, hasta que te cures. Las recomendaciones de carácter alimenticio o físicas, como puede ser beber abundante agua y zumos, o descansar, representan el tratamiento habitual en los casos comunes para curarla, pudiéndose combinar con medicamentos para paliar la fiebre, la congestión nasal, etc. En este sentido, es importante recordar que las personas mayores, embarazadas, previamente enfermas o con determinadas insuficiencias deben acudir al médico.

Prevenir, mejor que curar
Afortunadamente, para la mayoría de las personas, la gripe no pasa de ser una enfermedad leve con unos síntomas muy molestos: fiebre alta, dolores musculares, dolor de cabeza y de garganta, tos seca, congestión nasal… Su curación se basa en unas pautas muy sencillas y tiempo, pero la mejor forma de combatirla siempre es la prevención, y si te contagias, sólo te queda paliar sus efectos hasta que tu cuerpo consiga erradicarla. Para ello, la higiene es fundamental. Lavarte las manos regularmente es una de las recomendaciones básicas, pues están en contacto con todo lo que te rodea y pueden ser trasmisoras del virus de la gripe. Pero no es el único punto débil. La nariz es especialmente sensible en entornos cargados o a la tos y estornudos de otros. Y como no puedes evitar estar rodeados de personas hay que seguir otras precauciones, como los lavados nasales.

Es muy efectivo realizarlos con agua de mar hipertónica, para ayudar a prevenir las infecciones, no sólo la de la gripe. Con este tipo de lavados conseguirás limpiar las cavidades nasales de la mucosidad acumulada, eliminando con ello agentes infecciosos y contaminantes de tu organismo. Este tipo de lavados no sólo te ayudará a evitar el contagio, también sirve para paliar los efectos si ya estás padeciendo un proceso gripal. De esta manera, puedes utilizar los lavados nasales como único tratamiento de la congestión nasal, sin necesidad de utilizar otros productos. Esto es importante a tener en cuenta, sobre todo, en los casos en los que los medicamentos descongestionantes están contraindicados: embarazo, lactancia, enfermedad tiroidea, hipertensión arterial, enfermedades del corazón, diabetes. O simplemente si con eso te basta para aliviar los efectos de la congestión por gripe.

Pero también puedes hacer los lavados nasales en combinación con medicamentos descongestionantes vasoconstrictores o corticoides, para mejorar su eficacia y conseguir reducir el número y frecuencia de las aplicaciones de estos. Para ello es importante aplicar la solución de agua de mar hipertónica, antes de utilizar otro medicamento para la nariz.


Por qué hipertónica
En nuestra farmacia podemos encontrar diferentes soluciones de limpieza nasal basadas en agua de mar, pero es importante diferenciar entre las hipertónicas e isotónicas. Ambas tienen capacidad de realizar la limpieza nasal, pero sólo las hipertónicas son descongestionantes, ya que limpian y descongestionan por ósmosis, consiguiendo con ello el efecto suavizante de la congestión nasal provocada por la gripe.

José Henríquez
Acerca de José Henríquez 195 Articles

Director de Vive Saludable y la revista Estar Vital. También es director de información del Grupo TPI, empresa editora de ViveSaludable.es.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta