Pacientes anticoagulados lideran una iniciativa para mejorar su asistencia sanitaria

Alrededor de 800.000 personas viven anticoaguladas en España y, de éstas, más de 125.000 en Andalucía. Esta cifra aumenta año tras año debido a factores como el envejecimiento de la población o la proliferación de factores cardiovasculares. Las personas con fibrilación auricular (FA), la arritmia cardiaca más común, los portadores de válvulas cardiacas mecánicas y quienes sufren de una enfermedad tromboembólica venosa son las que requieren de tratamiento anticoagulante para prevenir la formación de coágulos que pudieran causarle una trombosis o ictus. Siendo conscientes de las necesidades sanitarias y sociosanitarias de los pacientes anticoagulados en nuestro país, la Federación Española de Pacientes Anticoagulados (FEASAN) ha puesto en marcha una iniciativa denominada “Anticoagulación 360º”, que se desarrollará en diferentes CCAA de la mano de sus asociaciones adheridas y que cuenta con la colaboración de la alianza BMS-Pfizer.
El proyecto ha llegado a Andalucía con la realización de una mesa de debate multidisciplinar, liderada por los pacientes, representados por la Asociación de Pacientes Cardíacos y Anticoagulados Portuenses (ACAP) y la Asociación Cordobesa de Pacientes Anticoagulados (ACPA). La reunión ha contado con la participación de distintos expertos del ámbito sanitario con el objetivo de consensuar cuáles deben ser las estrategias necesarias a implementar para mejorar el abordaje de los pacientes anticoagulados en Andalucía.
Tal y como ha manifestado Luciano Arochena, presidente de FEASAN: “Esta iniciativa nace para y por el paciente, ya que además de ser la voz de los que sufren directamente la enfermedad, nuestro propósito es ser la voz que reúna, también, las mejores propuestas de los expertos en el manejo del paciente anticoagulado”.
En el marco del debate, han aportado su visión especialistas sanitarios como Dª. Remedios Martel, Directora General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía; Dª Carmen Gallardo, Subdirectora de Accesibilidad y Continuidad Asistencial del Servicio Andaluz de Salud; el Dr. Rafael Hidalgo, director de la UGC Área del Corazón del H.U. Virgen Macarena de Sevilla y tesorero de la SEC; el Dr. Javier Rodríguez-Martorell, hematólogo de la Unidad de Coagulación del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla; el Dr. José F. Maestre Moreno, jefe de Sección del Área de Neurovascular de la Unidad de Ictus del Hospital del Campus CHU Granada; la Dra. Eloisa Fernández, vicepresidenta Sociedad Andaluza de Medicina Familiar y Comunitaria (SAMFyC) y especialista en Medicina Familiar y Comunitaria Centro de Salud Las Palmeritas (Sevilla), Dª. Ana Aparicio, Enfermera experta en anticoagulación del Hospital Nuestra Señora de Valme, Sevilla y D. Alberto Virués, miembro de la Comisión de Servicios Profesionales del Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CACOF) y Secretario del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Cádiz.
En la reunión de trabajo se han recalcado temas clave como la humanización de la asistencia sanitaria o el empoderamiento de los pacientes, colectivo que suele sentirse desplazado de la toma de decisiones: “Queremos que se nos escuche, no sólo por las carencias sanitarias que llevamos reclamando hace tiempo, sino también como agente activo en la toma de decisiones, ya que es a nosotros a quienes éstas afectan directamente”, ha afirmado Luciano Arochena como presidente de FEASAN.
Por su lado, Rafael Martínez, vicepresidente de FEASAN y presidente ACPA, subraya que, “aún nos queda mucho recorrido en cuanto a la formación del propio paciente y en ello trabajamos, ya que saber qué significa el hecho de estar anticoagulados es básico para ser capaces de prevenir futuras complicaciones”.
En la necesidad de reforzar el rol del paciente también ha coincidido Pepi Aibar, presidenta ACAP: “Llevamos mucho tiempo reclamando medidas en pro del autocontrol del paciente, entre otras muchas, pero nos hemos dado cuenta que las iniciativas individuales no aportan el valor necesario. Por esta razón, hemos puesto en marcha este proyecto para que seamos todos los agentes implicados los que consensuemos cómo mejorar la asistencia de los pacientes anticoagulados y, por tanto, su calidad de vida”.
Entre los temas que se han abordado a lo largo de la reunión, destacan: las medidas para el buen control del paciente anticoagulado, la mejora del acceso a la innovación terapéutica, el fomento de iniciativas para la educación de los pacientes y la inclusión del autocontrol en la cartera de servicios sanitarios de la comunidad andaluza.


Anticoagulación 360º: del debate a la acción
Es un proyecto liderado por FEASAN cuyo objetivo principal es la elaboración de un documento de consenso que reúna las propuestas de los distintos agentes sanitarios que intervienen en el manejo del paciente anticoagulado para reivindicar el acceso a los mejores tratamientos y situar al paciente en el centro de las necesidades del sistema sanitario.

Redacción
Acerca de Redacción 6506 Articles

Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta