Innovación en el rejuvenecimiento facial

Por la Dra. Montserrat Casas Ripoll. Medicina estética en Málaga (Fuente: Top Doctors, editado por Ester Izquierdo Romagosa)

Nos hacemos eco de un novedoso tratamiento de rejuvenecimiento facial, mediante el uso de un plasma rico en plaquetas, de manos de la doctora en medicina estética Montserrat Casas.

El envejecimiento de cara y cuello se puede percibir en la pérdida de elasticidad y espesor de la piel a causa de la reducción de fibras de colágeno y elastina y de la densidad de ácido hialurónico. De este modo, con el paso del tiempo, la piel del cuello se arruga y se descuelga, pudiendo llegar a aparecer una papada por acumulación de grasa. También se acentúan los surcos nasogenianos (líneas que van desde la nariz hasta las comisuras de la boca), aparecen arrugas en la frente y se desdibuja la línea mandibular. Para solucionar estos signos de envejecimiento, uno de los tratamientos más novedosos en medicina estética es el rejuvenecimiento facial con plasma rico en plaquetas (PRP).

 

¿Qué es el plasma rico en plaquetas?

El PRP es una de las técnicas de regeneración celular más modernas, basado en las propiedades de una sustancia llamada factor de crecimiento (FC), que es el responsable de guardar células madre periféricas y de estimular la mitosis (reproducción celular), lo que produce una regeneración de tejidos. Dicho de otro modo, aplica factores de crecimiento en la piel.

 

Tratamiento con plasma rico en plaquetas

El tratamiento con PRP tiene duración de aproximadamente una hora. En primer lugar, se extrae una muestra de sangre y se anticoagula en un tubo de ensayo. Este tubo de ensayo se coloca en una centrifugadora, que hace girar la sangre para separar sus componentes (glóbulos rojos, glóbulos blancos, plasma y plaquetas) durante 20 minutos. Mientras tanto, se aplica una crema anestésica en toda la cara, cuello y escote.

Una vez que los componentes se han separado, se extraen las plaquetas y se preparan para inyectarse en la piel, que ya ha sido anestesiada. El PRP se inyecta en pequeñas cantidades debajo de la piel.

 

Rejuvenecimiento facial con plasma rico en plaquetas

Una vez inyectado el PRP en la piel, los factores de crecimiento empiezan a trabajar en la piel y, a medida que pasan las semanas, se puede percibir cómo la piel se hace más gruesa y tiene una mayor cantidad de colágeno, ácido hialurónico y fibras elásticas. Todo esto se explica por una creación de nuevos canales vasculares que incrementan el suministro de sangre a la piel, lo que ayuda a rejuvenecer la piel desde el interior.

Así pues, a los 21 días tras el tratamiento, los resultados se pueden ver en una piel más saludable, luminosa y brillante, en definitiva, más joven.

Redacción
Acerca de Redacción 4360 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta