Combatir la gripe

Con la llegada de los primeros fríos también viene el virus de la gripe. Te mostramos como combatirla eficazmente.

Acostumbramos a pensar en la gripe como un buen trancazo que nos obliga a estar unos días en cama, con fiebre y mucho cansancio. Pero la realidad es bien distinta porque, pese a ser una enfermedad común y muy extendida, no es precisamente un trastorno banal que haya que dejar pasar sin más. Las consecuencias de la gripe pueden ser graves, pero no hay que alarmarse hay que combatirla. Y en este sentido, la vacuna contra la gripe podría reducir el 50 por ciento de las muertes que se producen en España como consecuencia de esta enfermedad. Pero hay que tener en cuenta que no protege de otras enfermedades víricas como el catarro o resfriado común.

La vacuna se prepara con virus muertos, por lo que no pueden causar gripe. En algunas ocasiones se pueden producir problemas leves como molestias locales en el lugar de inyección o fiebre. La posibilidad de que ocurra una reacción grave tras la vacunación es muy baja y siempre mucho menor que las posibles complicaciones de la enfermedad.

 

Qué es la gripe

Es una enfermedad respiratoria infecciosa aguda producida por un virus. Muy contagiosa, aparece en los meses de invierno (de noviembre a marzo), generalmente en forma de epidemia. Además, el virus puede mutar cada ocho o diez años, y como cuando surge una de estas mutaciones la población no está inmunizada, el número de casos puede multiplicarse y crear un auténtico problema de salud pública.

El contagio de una persona enferma a una sana se produce por las partículas minúsculas que se eliminan al hablar, toser, estornudar o simplemente respirar. También puede transmitirse por contacto directo, es decir, al tocar superficies contaminadas por el virus como por ejemplo, la mano un enfermo y posteriormente llevarse la mano a la boca o a la nariz. El momento de mayor contagio es cuando se está incubando el virus y sólo se tiene como síntoma una sensación de cansancio y catarro. Es ahí –entre uno y tres días- cuando más se propaga la gripe.

 

Combatirla

Si te has contagiado de la gripe:

  • Evita contagiar a otras personas con besos o dándoles la mano al saludarse.
  • Protégete al toser. Cúbrete la boca y la nariz con un pañuelo cundo tosas o estornudes, o con la parte superior del brazo, no con las manos.
  • Lávate las manos después de toser o estornudar.
  • No acudas a lugares cerrados (trabajo, colegio, guardería o lugares públicos) para evitar contagiar a otras personas.

… Y para curarte cuanto antes:

  • Descansa todo lo que puedas.
  • Bebe abundantes líquidos.
  • Evita el consumo de tabaco o alcohol.
  • Toma la medicación necesaria para mejorar los síntomas de la gripe, sobre todo antitérmicos para bajar la fiebre y analgésicos para el dolor de cabeza o articulaciones.
  • Los antibióticos no mejoran los síntomas ni aceleran la curación ya que no son efectivos frente a enfermedades producidas por virus como la gripe. Sólo sirven para procesos bacterianos.
  • No dar aspirina a niños ni adolescentes.

 

Consejos para evitarla

  • Mantener unas pautas generales de vida sana, evitando que bajen las defensas del organismo.
  • Cuidar de la higiene personal. No compartir con otras personas copas, platos, vasos, útiles de aseo o cualquier otro objeto que pueda haber estado en contacto con saliva y mucosas.
  • Llevar una alimentación equilibrada, no olvidando la fruta natural rica en vitaminas, sobre todo vitamina C, como es el caso de los cítricos.
  • Evitar en lo posible el consumo de bebidas alcohólicas y de tabaco.
  • Protegerse adecuadamente frente a los grandes contrastes de temperatura. Al salir a la calle, conviene abrigarse bien y en lo posible respirar por la nariz, hasta llegar a un lugar con temperatura ambiental más cálida.
  • Evitar las grandes aglomeraciones de gente y los locales poco ventilados.
  • Durante las epidemias, abstenerse en lo posible de acudir a los hospitales, salvo que sea necesario.
  • La mejor prevención es la vacuna, pero debe ser administrada a partir del mes de octubre para que sea realmente eficaz.

 


Gripe o resfriado

Desde la Asociación para el Autocuidado de la Salud (anefp) nos ayudan a diferenciar y a tratar estas dos dolencias. Tanto el resfriado como la gripe están causados por virus, aunque de especies diferentes, y sus síntomas se parecen mucho, por lo que es importante conocerlos bien y saber diferenciarlos para tratarlos de forma eficaz

Los principales síntomas del resfriado, dolencia que suele durar entre 3 y 10 días, son:

  • Congestión nasal
  • Estornudos frecuentes y goteo constante
  • Tos seca y leve
  • Dolor de cabeza ocasional
  • Sensación de malestar general

La gripe, más molesta que el resfriado y con una duración media de siete días, tiene síntomas, en general, más intensos:

  • Fiebre alta
  • Dolor de cabeza frecuente
  • Secreción y congestión nasal ocasional
  • Tos húmeda, con flemas y muy persistente
  • Dolor de garganta
  • Dolor muscular y fatiga

Para tratar los síntomas, tanto del resfriado como de la gripe, se pueden utilizar medicamentos antigripales, que pueden incluir analgésicos, antitusivos, descongestivos nasales, antihistamínicos y mucolíticos, dependiendo de la sintomatología que presente cada persona. También es recomendable beber muchos líquidos, reposo durante la duración de la infección y tener un especial cuidado en la higiene para evitar el contagio a otras personas. Además, la gripe se puede prevenir mediante vacunación anual, algo que no sucede con el resfriado.

Redacción
Acerca de Redacción 4360 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta