Tú pelo antes y después del embarazo

El cabello es un gran indicador de nuestro estado físico y mental.

El embarazo incide sobre nuestra melena, alterándola durante la etapa de gestación por la presencia de hormonas placentarias. Éstas contribuyen a los cambios que sufre el pelo, empeorando su aspecto, debilitándolo y engrasándolo o, por otro lado, mejorándolo y fortaleciéndolo, dependiendo de cada mujer y cada fase del embarazo.

La melena de la embarazada pasa por distintas etapas: primero débil y después brillante. La estilista capilar Alma Luzón, directora del salón de peluquería Black & White nos desvela las claves sobre los cuidados que requiere la melena durante y después de la etapa de gestación.

 

¿Cómo cambia el cabello durante y después del embarazo?

  • El cabello de las embarazadas se debilita y se cae más. Debido a los cambios hormonales en los ciclos del folículo piloso durante el proceso de gestación, algunas embarazadas sufren efluvio telógeno posparto, una caída del pelo temporal que se produce dos o tres meses después de dar a luz. El pelo vuelve a su ciclo normal normalmente seis meses después del parto.
  • Algunas melenas se vuelven más gruesas y abundantes, incluso adquieren más brillo. La gran mayoría de las embarazadas notan el cabello en mejor estado durante el embarazo debido al incremento de la hormona masculina (andrógenos) en el cuerpo, también se nota en las uñas.
  • El cabello segrega más grasa durante el embarazo. Depende del tipo de melena de la embarazada. Si el pelo es seco, éste lucirá con más brillo y vitalidad por el aumento de grasa en el cuero cabelludo. Por su parte, las melenas grasas lo notarán aún más graso y sentirán la necesidad de lavarlo con mayor asiduidad. Para mejorar el estado del cabello, es aconsejable utilizar un champú adecuado para tratar el problema de sequedad o grasa.

 


Los trucos de Alma Luzón

  • Mantener una dieta sana de alto contenido en verduras y frutas. Seguir una dieta equilibrada protege el folículo piloso, ayuda a que el pelo se mantenga fuerte y estimula su crecimiento.
  • En ocasiones el embarazo provoca que el cabello se reseque. En este caso, Alma Luzón recomienda un tratamiento nutritivo con champú y mascarilla.
  • Durante el embarazo es recomendable prescindir de instrumentos de calor como secadores o planchas. Úsalos solo para retirar el exceso de humedad pero con temperatura media.
  • Si tu pelo es seco, las hormonas aumentarán la producción grasa y harán que se vea más brillante, con más vitalidad y fuerza, además de notar una reducción en su caída.
  • Si tu pelo es graso, el incremento de la secreción de grasa en el cuero cabelludo hará que tengas que lavarlo con más frecuencia. La estilista capilar recomienda apostar por champús suaves y neutros.
  • Evita recoger la melena en trenzas, coletas o moños porque tiran del cabello y lo debilitan.
  • En el posparto es imprescindible continuar con una dieta sana y equilibrada, evitar productos agresivos para el cabello y el mal uso de planchas y secadores.

 


Alma Luzón

www.blackandwhitepeluqueros.es

Alma Luzón, con más de 16 años de experiencia profesional en el campo del estilismo capilar y maquillaje, ha trabajado con las principales marcas y colaborado con trabajos en televisión, cine y en grandes desfiles de moda.

 

Redacción
Acerca de Redacción 6506 Articles

Equipo de redacción de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta