“Me identifico con la gente que no lo ha tenido fácil”

Entrevistamos a Monika Kowalska

 La actriz polaca Monika Kowalska, afincada en España hace trece años, estrena “El destierro”, de Arturo Ruiz, el 4 de noviembre. Una película que viene avalada con el prestigio y premios de festivales internacionales.

Nació en Polonia y por amor viajó y se quedó en España. La interpretación tocaba a su puerta, y llevada por su vocación no cesó en el empeño de conseguir su sueño. Aprender un idioma no fue un obstáculo y hoy con un español perfecto se introduce en los hogares de toda España. La hemos visto crecer en series como “Hospital central” y “Doctor Mateo” y próximamente se estrenará en “Mar de plástico”. Sus papeles  protagonistas en la película “El destierro”, recién estrenada, y en su próximo estreno “La rusa” le otorgarán una visibilidad que no tenía hasta el momento. Bella, serena y con un equilibrio que la hace única, es inevitable que triunfe haya donde vaya.

¿Por qué decides venir a España?
Por amor… A los 18 años me fui a Estados Unidos y allí es donde conocí a un chico español que me convenció de que España es el mejor lugar para echar raíces.

¿Cómo fueron tus inicios en esta profesión, duros, difíciles, además en un país que no era el tuyo?
Cambiar de país siempre es un asunto difícil, hay que volver a empezar de cero, encontrar amigos, rincones preferidos, el trabajo, pero a la vez es una aventura apasionante, todo es nuevo y he optado por sumergirme por completo en la cultura española y sobre todo aprender el idioma cuanto antes para poder desarrollarme y sentirme como en mi casa. La profesión actoral es complicada en cualquier lado pero yo he tenido mucha suerte en mis inicios, las buenas rachas aparecen y desaparecen la cuestión es ser persistente… Seguir.

¿Te sentiste acogida desde el minuto uno?
Cuando llegas y no hablas nada del idioma tienes que tener paciencia. No he sentido ningún rechazo y he encontrado a mucha gente dispuesta a ayudarme.

¿Ser actriz es vocacional o hereditario?
En mi caso es vocacional, aunque por otro lado mi abuela no es actriz porque no ha tenido las circunstancias favorables para ello, sin embargo tiene el alma de artista.

Llevas tiempo trabajando e intentando hacerte un hueco, ¿crees que ahora te encuentras en una madurez profesional que te hace abordar los papeles con más empaque?
Lo que hace falta es dejarse ver ante el público sin miedo y con honestidad. Yo me encuentro ahora en muy buen momento, pero probablemente dentro de 10 años tendré nuevas y enriquecedoras experiencias para mis personajes que ahora no poseo.

Consideras que en esta profesión, siempre hay que seguir aprendiendo, ¿Cómo lo haces tú
¡Siempre! Pienso que un actor está aprendiendo toda la vida y que abarca los papeles de manera diferente según cumple los años… Es necesario reciclarse en talleres con buenos maestros y maestras, es necesario leer, analizar, observar, investigar… Es necesario vivir saboreando momentos dulces, salados, amargos, picantes para poder construir diferentes personajes y es lo que intento hacer.

¿Es tu primer papel protagonista con “El destierro”, o han habido otros? ¿Cómo ha sido esta experiencia, no deja de ser un papel duro y arriesgado?
Ha sido mi primer papel protagonista aunque poco después ha venido otro papel principal. He disfrutado mucho interpretando a esta brigadista polaca. Las circunstancias que rodean este personaje son muy duras pero ella es una mujer joven y fuerte con la cabeza llena de ideales, llega a España a luchar por la libertad y no duda de usar sus armas: inteligencia, feminidad o manipulación para intentar sobrevivir siendo prisionera de dos soldados del bando contrario.

¿Pero también has sido la creadora del cortometraje “La corbata”, esta aventura por qué?
Me apetecía mucho vivir la aventura de contar una historia creándola desde principio a fin… Es un reto y ha sido un gran aprendizaje ponerse por unos instantes detrás de las cámaras.

¿Por qué escribiste esta historia de superación?
Me identifico con la gente que no lo ha tenido fácil, pero no ha dejado de luchar por cumplir sus sueños; supongo que por ello justamente ésta es la historia que me ha venido a la cabeza… Desde la experiencia de lo vivido y lo visto por mí misma.

¿Crees que nosotros somos nuestros peores enemigos para crecer, avanzar y conseguir lo que queramos?
Nuestra mente lo es muy a menudo, nos boicoteamos, no nos permitimos avanzar. Es importante darse cuenta de ello, pero es muy complicado ser libre y hacer lo que realmente nos gustaría… Para ello lo primero hay que saber lo que nos encantaría hacer y ser. Ese es el propósito, encontrar lo que nos apasiona y seguirlo, intentar liberarse de los prejuicios, de las voces de nuestros padres, profesores y de la nociva opinión de los demás e ir repitiendo a uno mismo en el espejo “yo puedo”, hasta conseguir creértelo.

¿Quién te pone los pies en la tierra en este mundo a veces de cuento?
No me tomo mucho tiempo para volar, para estar en las nubes, porque tengo una familia e hijos que cuidar… Lo de maquillarme y ponerme guapa para ir a los eventos o festivales está muy muy bien, pero después también hay que ir a las reuniones del cole, ayudar en los deberes y preparar la comida sin tanto glamour. Un equilibrio perfecto para mantener los pies en la tierra.

¿Y como te cuidas Mónika, ya sabes que estar vital es una revista de salud y bienestar?
Uso limpiadores, tónicos y cremas muy naturales que nutren la piel, mantengo mi color natural del pelo y no suelo exponerme a los rayos del sol sin ninguna protección.

¿Cómo consigues estar radiante, guapa y saludable?
Duermo 8 horas al día e intento hacer deporte varias veces a la semana, pronto empezaré Bikram yoga… vamos a ver si me gusta.

Por tanto, practicas deporte y lo tienes como hábito en las tareas cotidianas
Intento practicar todo tipo de deportes: crossfit, windsurf, padel, esquí, ciclo, squash, pilates… Me encanta probar cosas nuevas, además me siento muy bien después de una buena sesión de entrenamiento: relajada, cansada y feliz. Es una cura para el cuerpo y la mente.

¿Qué sueños tienes pendiente aún?
Muchos, tengo una larga lista de directores con quien me encantaría trabajar y otra lista también muy extensa de lugares que visitar.

¿Sueles ir a tu tierra, tienes allí a tu familia?
Mi familia está en Polonia y voy varias veces al año para visitarla, allí como cosas ricas de mi infancia y recargo las pilas paseando por los bosques.

¿Qué echas de menos de cada ciudad cuando estás en la otra?
A la gente que conocí y la comida de cada lugar… Siempre vuelvo con el antojo de algún plato salado o dulce que he probado.

¿El teatro es una asignatura pendiente o tienes ideas a la vista?
Me estrené en el teatro con la obra “Sé infiel y no mires con quién” vamos a ver si en un futuro vuelvo a las tablas.

¿Existe algún diálogo o personaje que se te haya quedado grabado muy dentro?
Un diálogo no, pero hay muchas emociones que recuerdo que me hicieron sentir mis personajes y vivir muchas situaciones que nunca hubiese podido experimentar.

¿Tus planes de futuro próximo?
Estreno la película “El Destierro”, de Arturo Ruiz, de la que os he hablado anteriormente y acabo de terminar el rodaje de otra película “La Rusa” donde me meto en la piel de una mujer sometida al maltrato la que con la apariencia de un nuevo personaje empieza a tener valor y a pensar en liberarse de su antigua vida. En la televisión me podéis ver en algunos capítulos de la serie “Mar de plástico”, donde tengo un duro papel de una mujer rusa, y en unos días vamos a rodar un cortometraje que reivindica respeto y la igualdad de los derechos de una mujer.

Acerca de Teresa Ortega 29 Articles

Teresa Ortega es colaboradora de la revista Estar Vital, editada también por el Grupo TPI, entrevistando los personajes de portada de la revista, que también replicamos en Vivesaludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta