“Procuro siempre ver el vaso medio lleno, es una opción de vida”

Entrevistamos al actor Álvaro Morte.

alvaromorte_097
Fotos: Sergio Lardiez Estilismo: Blanca Clemente

La trayectoria profesional de Álvaro Morte está salpicada de una sorprendente versatilidad, al desenvolverse con éxito tanto en la televisión como en el teatro y el cine. Su sonrisa, su mirada y su aplomo hablan de un tipo tan inquietante como irresistible, que recompone su pasado para tallar un presente que se encuentra en plena ebullición creativa. 

Se declara admirador de Shakespeare, y su acercamiento y valoración a este dramaturgo inglés, que acuña la mayor impronta del universo teatral, parecen ilustrar su afán perfeccionista: « ¡No lo puedo evitar, me encanta mi trabajo!, así que no me importa echar horas y horas estudiando, investigando, preparando un personaje… Lo sé, lo sé: la perfección no existe, ¡pero me parece un buen motor intentar conseguirla!». Su prometedora trayectoria profesional, con atención desmesurada a la ética, parece ser una constante en su vida.

Aída, Hospital Central, Bandolera, Cuéntame cómo pasó, El secreto de Puente Viejo, Planta 25, Amar es para siempre… Te has metido en el papel de periodista, estudiante de medicina, policía… ¿en qué papeles te sientes más cómodo?
Me encantan los malos de la película, los villanos. Me parecen tremendamente más divertidos de ejecutar. Y por otro lado, me encanta la comedia. Creo que es mucho más difícil que el drama y eso ya es un reto. ¡Es fantástico cuando tienes que hacer de malo en tono de comedia! Suelen ser personajes bastante ridículos y a mí me encanta reírme de mí mismo.

¿Cuándo decidiste que querías ser actor?
Pues tendría unos 20 años, estaba estudiando ingeniería. Decidí dejar todo aquello —con el consecuente grito en el cielo de mis padres— y empezar a estudiar arte dramático. Una de las mejores decisiones de mi vida. Me ha dado bastantes más alegrías de las que imagino que pudiera haberme dado el ser ingeniero.

Atrás quedo tu etapa como investigador sobre técnicas interpretativas en la Universidad de Tampere, Finlandia. ¿Qué aprendiste en este tiempo?
Sería tan difícil resumirlo en unas líneas… La educación en Finlandia es algo impresionante (como debería ser en todos los sitios). Tienes la sensación de estar aprendiendo todo el rato, continuamente. Es una pena que aquí en España se recorte en educación… ¡Perdón!, ¿he dicho «pena»? Quería decir aberración. Pero vamos, si tuviera que quedarme con algo es con que el esfuerzo da resultados, siempre.

En las giras teatrales que has realizado junto a grandes de la escena como Concha Velasco, Pepe Sancho, Ángela Molina… y directores como José Tamayo o Andrés Lima, ¿qué personas han dejado en ti una mayor impronta?
¡Muchas! Y no solo las que tienen carreras reconocidas. En las producciones teatrales suelen trabajar un número elevado de personas. Y todas ellas son importantes, del primero al último. Los directores y las grandes estrellas tienen mucho peso, desde luego, pero la función no se sostendría sin ese pequeño papel que sale al final y revela quién fue el asesino (por ejemplo). Confío en que se puede y se debe aprender de todo lo que te rodea y yo he tenido la suerte de estar casi siempre rodeado de compañeros fantásticos de los que he aprendido mucho.

alvaromorte_107
Fotos: Sergio Lardiez. Estilismo: Blanca Clemente

Lucas es un tipo moderno dentro de una sociedad hipócrita. ¿Qué facetas compartes en la vida real con este personaje? ¿Cómo ves la sociedad de hoy en día y cómo te encasillas en esta?
Lucas es un tipo sin prejuicios, sensato y con buen humor. Yo procuro serlo también.
La sociedad vertiginosa en la que vivimos me preocupa, ciertamente. Por supuesto, hay cosas buenas, pero no me gusta una sociedad que no respeta el medio ambiente, que no acoge a refugiados sin hogar, que denosta la cultura… Se busca un beneficio tan directo e inmediato que no estamos pensando en un futuro a medio plazo, y eso me preocupa. Y procuro no encasillarme dentro de nada. Algo que me gustaría inculcar a mis hijos es que hagan y se comporten como ellos decidan, sin perjudicar al prójimo, pero sin dejarse influenciar por pensamientos colectivos. Que ellos decidan sobre su propia vida, vaya.

Adriana Torrebejano y tú dais vida a Sol y Lucas en El secreto de Puente Viejo, ¿qué tenéis en común en la vida real? ¿Cómo es trabajar con ella?
Adriana y yo ya nos conocíamos antes de coincidir en la serie. Muy poco, eso sí, pero nos ayudó a generar la química que necesitaban Sol y Lucas. Desde el principio ha sido un gusto trabajar con ella: es generosa, entregada… una actriz estupenda. Además, tenemos el mismo sentido del humor y nos pasamos el rodaje entre chistes y bromas.

¿Cuál ha sido el momento más difícil por el que has tenido que pasar en un rodaje?
Son muy duros los rodajes en localizaciones exteriores en invierno; si es de noche, más aún, y si la trama transcurre en verano y tienes que ir vestido con bañador y camiseta, ¡ni te cuento! Una vez, me vi en una de esas y para colmo, para que no nos saliera vaho de la boca, nos hacían chupar cubitos de hielo…¡Lo difícil era decir el texto sin tiritar! Jajaja…

¿Y el más intenso?
Fue durante la grabación del funeral de uno de los personajes de El Secreto de Puente Viejo: teníamos que estar todos —intensamente— compungidos. Y el que hacía de muerto (no diré quién) se puso —intensamente— a roncar. Así que todos tuvimos que —muy intensamente— aguantarnos la risa… Cuando gritaron: « ¡corten!», todos estallamos —muy, pero que muy intensamente— en carcajadas.

¿Qué te ha aportado el teatro que no lo haya hecho la televisión? ¿Y Shakespeare en concreto?
El profundizar en el trabajo. La televisión supone un ritmo vertiginoso y eso conlleva la vorágine de grabar una secuencia en 45 minutos para borrarla inmediatamente de tu cabeza, ya que has de zambullirte en la siguiente, y así hasta diez o doce diarias. Una vez terminada la jornada, jamás volverás a repetir ninguna de esas secuencias. Sin embargo, el teatro te permite probar, investigar, experimentar… Creé la compañía 300 Pistolas hace unos años precisamente para disfrutar de eso. Dirigiendo los espectáculos y trabajando con mis «pistoleros», me puedo permitir esa profundización que tanto se hecha de menos en televisión.
Para mí, Shakespeare es el más grande (con el permiso de Lope, Cervantes, Calderón…). Se pueden llegar a encontrar tantos matices en sus textos, personajes tan inconmensurables, tramas tan bien estructuradas, que es imposible no caer rendido a sus pies. Despierta mi imaginación, no puedo evitarlo, se abre todo un universo ante mí cada vez que me enfrento a una de sus obras.

alvaromorte_210
Fotos: Sergio Lardiez. Estilismo: Blanca Clemente

¿Cómo detallarías el momento en el que te encuentras, tanto personal como profesionalmente?
Profesionalmente y estando las cosas como están, soy consciente de lo afortunado que soy por tener trabajo y poder disfrutar de él, tanto en proyectos televisivos como con mi compañía. Y personalmente, mi chica y yo estamos viviendo un momento fantástico: ¡ver crecer a nuestros mellizos de veinte meses, que son dos torbellinos!

¿Cómo cuidas tu alimentación? ¿Y tu mente?
¡Dieta mediterránea a tope, soy andaluz y no entiendo la vida sin el aceite de oliva! Jajaja… Procuro tener una dieta equilibrada y sana, casi con total ausencia de fritos, bollería… Y mentalmente me encuentro sereno y creativamente activo, creo que es una buena combinación.

¿Haces algún tipo de ejercicio para mantenerte en forma?
Sí, pero no voy a un gimnasio: nunca me han gustado esas rutinas de repetición con pesas y máquinas a ritmo de discoteca. Yo el ejercicio lo hago en la calle, en los parques, al aire libre. Salgo con mis auriculares puestos a correr, hacer flexiones, sentadillas. Me da mucha más sensación de libertad.

¿Quién es tu icono de belleza? ¿Por qué?
¡Muchas! Para mí, la belleza va más allá de un rostro bonito. Pero podría hablar de Jessica Chastain o Marion Cotillard… Me parecen mujeres de una belleza extraordinaria, pero, por encima de eso, son tremendas actrices y tienen una mirada inteligente, eso sí que es atractivo.

Marisa Sardina
Acerca de Marisa Sardina 104 Articles

Redactora y Responsable de cierre de edición de Vive Saludable.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta