Disfrutar, saludablemente y con seguridad

vacacionesPor fin llega el verano y con él nuestras habituales recomendaciones para que pases las mejores vacaciones …siempre saludables.

Con la llegada del verano, el buen tiempo y las vacaciones es tiempo de paseos en bici, actividades acuáticas, viajes, excursiones por el campo, sol y playa, descanso y tiempo para el relax. Pero no debemos bajar la guardia y mantener nuestros hábitos saludables. Hay que tener presente que en estos meses también aumentan los riesgos de accidente, intoxicaciones, mareos o golpes de calor. Así que para disfrutar al máximo, independientemente del plan que tengas, te ofrecemos a lo largo del mes de agosto información y consejos para disfrutar saludablemente con toda la familia.

 

Si viajas

Cuando vayas a viajar, especialmente si lo haces fuera de España, debes consultar en el Ministerio de Sanidad las posibles vacunas que puedas necesitar, especialmente si vas a destinos exóticos. También es importante llevar tu tarjeta sanitaria, por si tienes que acudir al médico fuera de tu lugar de residencia. Asimismo, en caso de que tomes alguna medicación de forma regular o padezcas alguna enfermedad crónica lleva contigo los informes médicos o recetas que pudieras necesitar. Consulta con tu médico este aspecto antes de partir.

Independientemente del medio de transporte, si vas a realizar un viaje debes seguir algunas pautas para evitar los riesgos asociados al mismo. Por ejemplo, en el avión debes evitar el denominado síndrome de la clase turista, un problema circulatorio provocado por permanecer mucho tiempo en la misma postura y, normalmente, en un espacio reducido. Para prevenirlo mueves las piernas o date un paseo por el avión cada cierto tiempo. Si vas en algún medio donde no puedas levantarte, como el autobús, mueve las piernas de forma regular, así como los dedos de los pies y los talones. Simples movimientos a modo de ejercicio te permitirán mantener la circulación activa.

En caso de viajar en coche, haz pausas frecuentes para realizar algunos estiramientos y date suaves masajes con las manos. Cuando llegues a tu destino, una ducha de agua fría o tibia, una crema de efecto frío y poner las piernas en alto te aliviará. Pero el mayor riesgo a la hora de conducir es la somnolencia. Para evitarla lo mejor es haber descansado bien antes de partir. Además, no se debe tomar alcohol ni comidas copiosas que induzcan al sueño.

Una vez en carretera, haz paradas cada dos horas como máximo, realiza estiramientos e hidrátate adecuadamente. Las bebidas de cola o azucaradas, si bien no son muy saludables por el exceso calórico, en estos casos ayudan a evitar el cansancio y la somnolencia al volante.

Por otro lado, a la hora de viajar tenemos que tener presente el mareo, sobre todo en los más pequeños. El mareo es un trastorno que se produce por la repetición de movimientos iguales y la estimulación excesiva de un dispositivo ubicado en el oído interno, y que constituye el órgano que regula el equilibrio. Para evitarlo, en el coche conviene ir en el asiento delantero, mirando al frente, mantener una buena ventilación, intentar no pensar en el viaje hablando de otra cosa y no leer. En los barcos hay que situarse en la parte central, donde los balanceos se notan menos; y en el avión, mejor a la altura de las alas, pues el movimiento es mínimo.

 

Actividades al aire libre

Para los que prefieren quedarse en casa, o cuando llegas a tu destino, también debemos tener presentes los principales riesgos asociados a las actividades al aire familia-en-la-playalibre. En este sentido, un clásico es el golpe de calor, que sucede cuando el organismo supera los 40,5º C de temperatura. Sus síntomas son fáciles de reconocer: piel caliente y seca, sed intensa, dolor de cabeza, náuseas y mareo, calambres musculares, fiebre alta, confusión, taquicardia, convulsiones… Es importante actuar a tiempo para que la persona afectada se recupere cuanto antes. ¿Qué hay que hacer? Trasladar al afectado a un sitio fresco, colocar la cabeza en alto, dándole agua a menudo, refrescando su ropa, abanicarle y ponerle compresas de agua fría y bolsas de hielo en la cabeza. Si no mejora hay que llevarle a urgencias. Para prevenir una insolación conviene llevar la cabeza cubierta con una gorra o sombrero, camiseta y gafas de sol. También es muy importante beber mucha agua, y evitar la sudoración profusa y mantenida, que puede conducir a la deshidratación. Ni que decir tiene que la práctica de ejercicio debemos reservarla para las horas menos calurosas del día, o directamente para la noche.

Pero el sol no sólo debe preocuparnos por el calor que genera, también es importante proteger nuestra piel para evitar quemaduras. Para las personas con pieles sensibles y los niños lo recomendables es utilizar protección solar máxima (FPS +50). La crema protectora debe aplicarse antes de exponernos al sol, como media hora antes, y de forma generosa, sin olvidar ninguna zona como las orejas o las manos. Además, no debemos exponernos al sol en las horas centrales del día, las de mayor riesgo de radiación solar nociva.

Otro factor a tener en cuenta es la vestimenta. Durante los meses de verano debemos utilizar ropa ligera y cómoda, especialmente si hacemos algún tipo de excursión, donde no debemos olvidar algunos accesorios protectores como gorras o gafas de sol. Tampoco debemos olvidarnos del calzado, sobre todo en los casos de caminatas prolongadas por el campo y la montaña, debe ser amplio, cómodo y transpirable para evitar rozaduras y ampollas; de lo contrario, aumenta la sudoración y la maceración, facilitando infecciones bacterianas y por hongos. Una de las principales dolencias es el pie de atleta, que provoca lesiones de color rosado con picor intenso, y común en zonas de baño.

Precisamente, en las piscinas o zonas de baño público el riesgo de infecciones es muy alto. La Academia de Dermatología y Venereología recomienda extremar la higiene en estas zonas, secarse bien los pies bien tras el baño y no caminar descalzo en lugares de riesgo.

Manteniendo las precauciones habituales y siguiendo sencillas pautas de comportamiento podremos disfrutar de nuestros planes veraniegos con total seguridad. En las semanas siguientes te ampliaremos la información y consejos sobre los temas más destacados para este verano.

José Henríquez
Acerca de José Henríquez 196 Articles

Director de Vive Saludable y la revista Estar Vital. También es director de información del Grupo TPI, empresa editora de ViveSaludable.es.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta