Cinco tips para afrontar el verano si se ha fracasado en la operación bikini

Llega el ansiado y a la vez temido verano, época de lucir tu cuerpo en playas y piscinas, hora de demostrar lo bien que una se ha portado durante el año y momento de enseñar cómo se ha enfrentado a la operación bikini. Una prueba que sólo hay dos formas de superar: con éxito o fracaso.

Pero, ¿ocurre algo si se fracasa? ¿Cómo lucir palmito en la playa? O lo que es peor ¿cómo ejercer el postureo playero en redes como Instagram? LOOKIERO, el servicio de Personal Shopper Online sólo para mujeres, ofrece algunos consejos para sobrellevar este ‘destape’ que deja a la luz aquellos posibles excesos del invierno que no se han subsanado en primavera.

1. Ropa “oversize”
En lo que a moda se refiere, se está viviendo una época en la que se busca la amplitud en la ropa. Las prendas XXL son tendencia. Prendas que no se ajustan al cuerpo, sino que lo ocultan disimulando aquellas partes conflictivas como pueden ser el vientre, los flancos o, incluso, los muslos.
Una buena opción es aplicar esta tendencia a pantalones, camisas o camisetas. Se deben buscar tejidos frescos y con estampados veraniegos que, además, se puedan combinar fácilmente con complementos tan populares en esta época del año como sandalias, sombreros o gafas de sol.

2. Bikinis Vs. bañadores
El peor momento del verano, después de no haber culminado con éxito la operación bikini, es cuando toca lucir cuerpo en la playa o piscina y ponerse en bikini puede convertirse en la peor de las pesadillas.
Para esos días playeros, atarse un pareo a la cintura puede ayudar a ocultar los excesos en el tronco inferior. Los vestidos holgados de estilo ibicenco consiguen convertirse en la prenda perfecta para pasear por la orilla de la playa y lucir perfecta.
Además, es importante acordarse de que hay más vida allá del bikini. Los bañadores pueden ser una buena alternativa ya que permiten recoger o disimular áreas como el vientre. Busca un diseño moderno con un escote original y algún color llamativo.

3. Lino y tejidos frescos
Tanto si has superado con éxito la operación bikini como si no lo has conseguido, recurre a tejidos frescos, como el lino o la gasa. Materiales que permiten transpirar y que ayudan a sobrellevar las altas temperaturas de los meses de verano.
En el caso de haber fallado en tu intento de lucir cuerpazo este verano, escapa de materiales como la licra u otros similares, que se ajustan al cuerpo resaltando las zonas más “conflictivas”.

4. Vestidos
Uno de los momentos más esperados del verano es cuando por fin se puede guardar la ropa de invierno en el fondo del armario y pasar a primera línea los vestidos. El estilo boho chic se ha convertido en una de las tendencias del verano, apúntatela y aprovéchala para usar vestidos largos y sueltos con los que disimular aquellas zonas que más preocupen.
En cuanto al tipo de vestido, la equipo de personal shoppers de LOOKIERO aconseja recurrir a vestidos camiseros o con corte evasé, que permiten ocultar esos excesos del año a través del juego de volúmenes.

5. Trench de verano
Si hay una prenda que este año no puede faltar en cualquier armario es el trench fluido. Incorpóralos a tus looks de verano y consigue ese aire cool que reina en los street style de todo el mundo. Será imprescindible hacerse con uno ligero en tonos claros y sobrellevar el calor veraniego con más estilo que nunca.
Además, el corte de este tipo de prenda la convierte en la aliada perfecta para disimular y estilizar la figura, ayudando a ocultar el intento fallido de la operación bikini 2016.

Y lo más importante para afrontar con dignidad este verano si no se ha culminado con éxito la operación bikini, es sentirse bien con una misma. Los cuerpos curvy e “imperfectos” son, precisamente, perfectos. Sólo hay que buscar las prendas que permiten lucir cada uno con alegría y sin complejos.

www.lookiero.com

Redacción
Acerca de Redacción 6381 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.