¿Tapear de forma saludable? Es posible

foto2Las altas temperaturas inauguran la época del tapeo en las terrazas de toda la península, una de las prácticas más deseadas y esperadas del verano. Son muchas las personas que encuentran dificultades para compaginar estas actividades de ocio con el mantenimiento de una adecuada alimentación que no repercuta en el aumento de peso o la potenciación de la retención de líquidos.
¿Es posible disfrutar de un tapeo saludable? En palabras de la directora técnica de Grupo NC Salud, Marta Gámez,

“el tapeo y el cuidado de nuestra nutrición es totalmente compatible y positivo, siempre que sepamos escoger las bebidas y los alimentos correctos, así como cumplir con ciertas pautas que ayudarán a equilibrar la alimentación y evitar que nuestro peso se vea influenciado”.

Grupo NC Salud, empresa de asesoramiento nutricional en las farmacias de nuestro país, presenta las claves para la práctica de un tapeo saludable en estos meses de calor:
1.- Cerveza y vino, mejor que bebidas azucaradas. Si el agua no es de tu gusto, aunque cabe matizar que es la opción más recomendable, siempre es preferible optar por la cerveza (preferiblemente sin alcohol) o el vino (preferible con casera blanca, que no contiene azúcares y ayuda a rebajar las calorías procedentes del alcohol del vino), antes que por refrescos azucarados con gas.
La cerveza contiene alrededor de 42 calorías por cada 100g, y además aporta a nuestro organismo antioxidantes, ácido fólico y protección cardiovascular (siempre que su consumo sea moderado). Por su parte, el vino aporta 71 calorías por cada 100 ml, nos proporciona antioxidantes, y su consumo moderado está dentro de los patrones de dieta mediterránea tradicional.
Los refrescos azucarados contienen calorías vacías, es decir, aportan cantidades de calorías similares a las de la cerveza por ejemplo, pero a diferencia de esta, no contienen sustancias nutritivas.
2.- Aperitivos: unos mejores que otros. Si la bebida viene acompañada de un plato de picoteo de cortesía: Estarás de enhorabuena si se trata de un encurtido, pues no aportan tantas calorías como puede parecer a simple vista (aproximadamente 20kcal/100g), especialmente si se trata de pepinillos. Las aceitunas no corren la misma suerte, ya que aportan 120 kcal /100g, por lo que conviene evitarlas o moderar su consumo. De la misma forma debemos proceder cuando el aperitivo sean frutos secos, pues son alimentos de gran aporte calórico (por ejemplo las almendras aportan 589kcal/100g). No obstante, también son muy nutritivos y su consumo moderado encaja dentro de los patrones de dieta saludable – ya que aportan grasas cardiosaludables, proteínas vegetales, minerales vitaminas y antioxidantes-. Menos recomendables serán los frutos secos cuando se presenten fritos y con sal, pues la fritura aumenta las calorías y la sal agrava la retención de líquidos.
En último lugar, los aperitivos menos recomendables son las patatas fritas (chips) y similares, pues aportan 538kcal/100g, pero apenas proporcionan sustancias nutritivas.
3. El momento de escoger la tapa. Localiza aquellas que contengan menos grasas, como las de verduras, marisco y pescados, evitando siempre los fritos y, a ser posible, las que contengan salsas como la mahonesa o el alioli. Recuerda que los omega 3 de pescados, como las sardinas, los boquerones, el atún o el salmón, son muy beneficiosos para nuestra salud cardiovascular y, si además has tomado el sol, contribuirán a la reducción de la inflamación y la irritación de la piel afectada por el sol.
4. El pan, con moderación. El pan no tiene tantas calorías como imaginamos, y tomado con moderación, es saludable en nuestra dieta diaria. Cuando vayas de tapas, mide la cantidad de pan de modo que no supere las 2 rebanadas  (de unos 5 cm de diámetro y 1,5 cm de grosor).
5.- ¿Café o infusión? Ambas opciones son recomendables, pues aportan pocas calorías. Si bien la infusión proporciona un número de calorías cercano al cero (especialmente si usamos edulcorante), el café tampoco resulta especialmente calórico, de hecho, un café con leche ofrece 38kcal /100g (una taza de café suele ser de 50g, por lo que aportaría sólo 14kcal). Podemos conseguir rebajar esta cifra si optamos por edulcorante y leche desnatada.
6.- Helado: cómo elegir la mejor opción. Para escoger el helado menos calórico, debemos buscar aquellos con sabor a fruta, pues normalmente están elaborados con una mayor proporción de agua que de nata. Un ejemplo es el helado de limón, el de fresa, el de naranja o el de mango.
7.- Sobremesa saludable. Tras una buena velada de tapeo, las vacaciones y el buen tiempo suelen empujar a una sobremesa que, en muchas ocasiones, mueve al consumo de cócteles y bebidas alcohólicas que poco contribuyen al mantenimiento de nuestro peso. Los cócteles sin alcohol pueden ser un buen aliado, así como optar por un refrescante smoothie, la bebida de moda, a base de frutas y vegetales.
8.- El arte de compensar. Con frecuencia, las salidas de tapeo son planeadas con anticipación, por lo que si sabes que vas a disfrutar de un rato agradable en una terraza, es recomendable que en casa realices una comida o cena más ligera, a base de ensaladas, frutas y pescado, que compense los posibles excesos.
9.- Usa el transporte público o camina. No es lo mismo ir al punto de encuentro en coche, que caminando o haciendo uso del autobús o del metro. Si vas a tomar algo en una terraza, activa tu cuerpo para empezar a compensar la ingesta de calorías.
10.- Ayudas naturales para bloquear las grasas. Una opción muy positiva que completará el efecto de las anteriores recomendaciones es contar con la ayuda de un complemento alimenticio natural, pues en esta época de excesos alimenticios, te ayudará a limitar la absorción de grasas e hidratos de carbono de los alimentos, evitando sustos en la báscula.

 

 

José Henríquez
Acerca de José Henríquez 182 Articles
Director de Vive Saludable y la revista Estar Vital. También es director de información del Grupo TPI, empresa editora de ViveSaludable.es.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta