Con el descenso de las temperaturas aumenta el riesgo de graves anemias

Durante estos últimos días, la península está experimentando un notable descenso de las temperaturas con la llegada de la ola de frío siberiano que ha ocasionado el considerable aumento de pacientes que presentan cuadros de gripe o enfriamiento. Desde el Centro Proctológico Europeo se aconseja que se extremen las precauciones para que la salud no se resienta, sobre todo en casos de patologías proctológicas.

Con la baja del termómetro no sólo aumentan los cuadros de gripe. De manera generalizada el sistema inmunológico se debilita, provocando que pequeños sangrados del ano pueden agravarse y convertirse en complicadas anemias.

Ante casos como éste, el Centro Proctológico Europeo aconseja acudir de manera inmediata a un especialista que diagnostique y trate la dolencia, para evitar que estas pequeñas afecciones evolucionen en enfermedades más graves.

Teniendo en cuenta que la mitad de la población sufre hemorroides a lo largo de su vida, es de vital importancia conocer los síntomas, soluciones y, sobre todo, la gravedad de estas patologías proctológicas. El pudor que produce reconocer un sangrado anal o que un médico explore esa parte del cuerpo son razones evidentes de esta desinformación.

Sin embargo, es preciso ser consciente que el 60% de los pacientes que acuden al especialista autodiagnosticándose hemorroides, reciben un diagnóstico de otra dolencia distinta. Asimismo, el 70% de los cánceres colonrectales nace de una lesión benigna que diagnosticada a tiempo hubiera podido evitar su negativa evolución, siendo la segunda causa de muerte por cáncer en España.


Consejos ante la bajada de temperaturas

Para prevenir estas gripes en casos de patologías proctológicas, el Director Médico del Centro Ptorcológico Europeo, Don Federico Sánchez, recomienda seguir varias pautas, tales como “cubrirse la cabeza, orejas y manos, ya que son partes del cuerpo muy sensibles al frío”. Asimismo “evitar cambios bruscos de temperatura, abrigándose bien al salir a la calle si se procede de espacios con calefacción alta”.

Igualmente, la vitamina C, presente sobretodo en la naranja, el pomelo, los kiwis y algunas verduras como los pimientos o las coles, es uno de los nutrientes capaces de estimular la función inmunológica, encargada de protegernos frente a las infecciones. También incluir otros, como el selenio, presente en huevos, cereales, legumbres, carne y pescado; o el zinc, en hígado, queso curado, mariscos y frutos secos.

Redacción
Acerca de Redacción 6329 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.