Extrema las precauciones al volante durante el embarazo

El embarazo no debe limitar las actividades habituales, siempre y cuando se tomen las medidas de seguridad oportuna como el uso correcto del cinturón cuando se conduce. Aunque a partir de la semana 30 se recomienda viajar como copiloto.

La Fundación Mutal de Conductores y el Dr. Carlos Martín, médico de familia de la Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria (CAMFIC), han elaborado un estudio de las mujeres en gestación al volante. “Cada embarazo es distinto y cada mujer lo siente de forma distinta”, según el Dr. Martín.



A partir de la semana treinta es mejor que la futura mamá viaje como acompañante, y en las semanas previas deben evitar los desplazamientos largos, como máximo que sean 100 kilómetros seguidos y no realizar más de 3 horas al día. Las náuseas, mareos y vómitos, frecuentes en las gestantes, se intensifican en los viajes largos. Asimismo, después del parto es bueno dejar entre una y tres semanas para volver a conducir.


Uso del cinturón de seguridad
Según la Fundación, el uso del cinturón es muy importante, pero hay que llevarlo de la forma correcta: entre los senos y lo más bajo posible sobre las caderas. No se debe dejar que la sección abdominal del cinturón se suba hacia el vientre de la mujer porque podría dañar al bebé.


Existen soluciones en el mercado para evitar el problema del desplazamiento del cinturón hacia el abdomen, como el cinturón para mujeres embarazadas de la empresa noruega HTS, el BeSafe Pregnant, cuya función es mantener la correa inferior del cinturón de seguridad por debajo de la matriz, gracias a un cojín que se adapta en el asiento de cualquier vehículo.


Por otro lado, en cuanto a la utilización del airbag se desaconseja desactivarlo tanto en la zona del conductor como en la del copiloto. Su uso puede proteger a la mujer y a su bebé en caso de accidente.


 



 

Redacción
Acerca de Redacción 6506 Articles

Equipo de redacción de Vive Saludable.