La soja, una alternativa a la carne

La cultura y filosofía vegetariana tiene un buen aliado en esta legumbre. Los granos de soja, que pueden ser amarillos, negros y rojos, son una fabulosa fuente de proteínas, y en consecuencia un alimento básico para las personas que no comen carne.

Del tamaño del guisante, se trata de un alimento rico en isoflavonas, que son unos fitonutrientes asociados con las tasas más bajas de cáncer de mama y de próstata, aunque no está demostrado científicamente.

Entre otros beneficios, también ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre, al igual que puede reducir el riesgo de osteoporosis, enfermedad propia de las mujeres tras la menopausia.

Por otra parte, en la soja se encuentran los lignanos, una sustancia que combate los virus, las bacterias y las infecciones de hongos. Además, es rica en potasio, por lo que también se utiliza para reducir los problemas que ocasiona la hipertensión.

Redacción
Acerca de Redacción 6506 Articles

Equipo de redacción de Vive Saludable.