Queratina protectora

La queratina conforma la capa aislante por excelencia del cuerpo, la epidermis, y se encuentra también en el vello y las uñas.

Y en la epidermis se concentran los queratinocitos, el tipo celular más abundante de la piel. Existen dos tipos de queratina, la blanda y la dura. La primera se forma en la capa córnea de la epidermis gracias a la pérdida del núcleo que sufren los queratinocitos de la capa granulosa. La queratina dura es la que conforma el cabello y las uñas. Así, capa córnea, cabello y uñas, están constituidos por queratina si bien ésta no es igual en todos estos elementos.

Se trata de una proteína fibrosa que se enrolla sobre sí misma en forma de hélice, estructura que es estabilizada por puentes de hidrógeno y enlaces disulfuro entre las moléculas que lo componen. La forma del pelo tiene que ver con la del folículo piloso del que parten. Las uñas nacen del lecho ungueal y por encima de los pequeños vasos sanguíneos que lo nutren. Las capas de queratina se unen y la uña crece desde la raíz del lecho ungueal.

Tanto el vello como el cabello o las uñas están formados por queratina. Ésta confiere la dureza justa para preservar las funciones de los anejos de la piel. Además, el vello corporal y el cabello ayudan a regular la temperatura del organismo.

Redacción
Acerca de Redacción 6329 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.