La vitamina D, esencial para absorber calcio y fósforo

La vitamina D puede obtenerse a través de dos fuentes principales.
De un lado, la dieta, con vegetales o cereales (forma de vitamina D2); o de origen animal, hígado de pescado, o leche (en forma de vitamina D3). Por otra parte, a través de la piel, que produce una prehormona (el colecalciferol o D3) bajo la acción de la luz del sol. Una vez que la D3 penetra en la circulación sufre dos pasos metabólicos, uno hepático y otro renal, para que se generen las formas realmente activas de la vitamina.

Esto es importante para la regulación de la concentración de los iones calcio y fósforo, los elementos definitivos para que el hueso esté sano y fuerte. La vitamina D, a nivel intestinal, aumenta la absorción de estos dos minerales, y a nivel del hueso, facilita la reabsorción ósea, que mantiene los niveles adecuados de calcio en sangre, junto con otra hormona responsable, la PTH.

Todos estos pasos son fundamentales para que haya un equilibrio de iones entre sangre y hueso.

Salud y alimentos funcionales

No existe una definición precisa universalmente aceptada de alimento funcional, aunque se puede considerar que son productos alimentarios, que proporcionan un beneficio para la salud más allá del olor, sabor, textura o valor nutricional del alimento. Flora ha lanzado una gama de productos con esteroles vegetales que consigue reducir el colesterol LDL entre un 10 y un 15%.

Redacción
Acerca de Redacción 6329 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.