Caramelo tiñe de color el próximo otoño-invierno

Caramelo huye de la monotonía monocromática apostando por los estampados, la mezcla de tonos, y los degradados.

La naturaleza se hace presente a través de estampados vegetales. La ligereza de las vaporosas gasas alternan cómplices con la calidez del paño en chaquetas, vestidos y abrigos.


El punto se convierte en uno de los tejidos imprescindibles trabajando lanas tricotadas y manteniendo el tejido tweed que vuelve a destacar en esta nueva colección adoptando tonos marinos.


Los volúmenes tienen un papel crucial con líneas rectas que recuperan las pinzas en las faldas. Se produce un juego de sensualidad, bajo regios abrigos de punto se esconden vestidos y blusas de gasa con guiños de transparencias.


La luminosidad del amarillo se combate con nublados tonos grises con estampados geométricos o en juegos de degradé. Las incrustaciones de cristales adornan las prendas y los vestidos de punto a media pierna se ciñen al cuerpo.


La línea de complementos mantiene un espíritu contrario con piezas monocromáticas realizas en tonos neutros como negros, marrones o marinos. Destaca el sombrero de ala ancha de estilo 70´s y el perfecto trabajo de la piel en toda la gama de complementos. También hay que detenerse en los pequeños detalles como las incrustaciones de cristales o el uso meramente decorativo de las cremalleras.


El binomio masculino / femenino es muy fácil de diferenciar. El primero se encuentra en los bolsos de formato maletín mientras que la cara femenina aparece en los tacones de aguja y en los maxi-cinturones y fajines que ajustan al máximo las cinturas.

Redacción
Acerca de Redacción 6505 Articles

Equipo de redacción de Vive Saludable.