Cristina Aguilera se declara víctima de la fama

Este no ha sido el año de la cantante: ha tenido que hacer frente a un divorcio, un arresto, duras críticas a sus canciones y a su puesta en escena… El público se ha fijado más en sus fallos que en su música pero pese a todo ella sigue hacia delante. La artista ha confesado sus más oscuros secretos en una revista americana.

La vida no ha sido nada fácil para Christina Aguilera desde que era pequeña. La joven ha confesado que su niñez no fue precisamente feliz. “Me siento atrapada por culpa de mi infancia. E insegura. En mi casa pasaron cosas terribles; había violencia”.

Su carrera musical le hizo vivir una etapa maravillosa pero de repente todo cambió. Está atravesando un duro proceso de divorcio con el productor Jordan Bratman, con el que tuvo un hijo. La artista habla sobre el por qué del fin de su amor. “De un tiempo a otro, dejamos de ser ángeles. Se llegó a un punto en nuestras vidas que llegó a recordarme a mi propia infancia. No quería que mi hijo creciera en una casa con tensión”.

La cantante también ha hablado sobre la polémica que desató por su detención el pasado mes de marzo por ir supuestamente ebria al volante. Aguilera lo tiene claro: “Creo que he sido una víctima de la fama. No conduzco, no estaba conduciendo y no cometí ningún crimen pero me llevaron a la cárcel”. Y añade, “creo que -los agentes- estaban aburridos esa noche”.

La joven no obstante no está dipuesta a rendirse y quiere seguir dedicándose a la música: “Nunca me iría sin pelear. Tengos mi ojos puestos en la recompensa: quiero llegar a ser una señora mayor en el escenario que mueva sus caderas mientras canta sus grandes éxitos”.


 

Redacción
Acerca de Redacción 6329 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.