¿Te hidratas lo suficiente?

¡Estamos hartas de oírlo: hay que beber mucha agua! Pero, ¿te has parado a pensar en los increíbles beneficios que tiene para tu salud? Beber mucha agua es uno de los hábitos más saludables que existen, ¡conoce todas sus ventajas!

La hidratación interviene en múltiples funciones fisiológicas como la digestión, la respiración o la termorregulación, afectando seriamente al rendimiento físico y mental. Las mujeres necesitan 2,7 litros (2,2 litros de bebidas), parece mucho pero si te lo planteas bien, no es tan difícil porque lo importante es beber líquidos, no tiene porqué ser solo agua, también valen las infusiones, los refrescos, los zumos o los lácteos, además de todas las frutas y verduras ricas en agua, ¡todo cuenta!

El Observatorio de Hidratación y Salud (OHS) ha publicado el “Estudio sobre hábitos de hidratación entre la población española” y según el mismo, hasta el 60% de las mujeres reconoce beber menos de 2 litros de líquidos al día. ¿Sabías que la falta de hidratación puede provocar cansancio, dolor de cabeza, dificultad para concentrarse, calambres musculares, nauseas o el empeoramiento de la hipotensión o hipertensión?

La situación se agrava si realizamos ejercicio físico (en este caso es recomendable beber antes, durante y después), o si estamos expuestas a otros factores como la calefacción, la exposición al sol, o incluso caminar o ir de compras. Resulta curioso que cuando vamos de compras podemos perder hasta 0,6 litros, ¿las causas? pues las aglomeraciones de gente, la calefacción de las tiendas o las largas distancias, por eso pararnos a tomar algo para rehidratarnos es la mejor opción si nos espera una larga tarde de paseo por las tiendas.

¡Atención estudiantes! También hay que beber agua mientras se estudia porque la falta de líquido puede provocar una reducción del rendimiento mental y empeorar la memoria a corto plazo, la capacidad de concentración o las habilidades matemáticas, ¡otra importante razón a tener en cuenta!

Por último, una mención especial a nuestra piel, muy sensible a la deshidratación. Contiene alrededor de un 70% de agua, por lo que puedes imaginarte lo importante que es mantenerla hidratada para que esté firme y luminosa, además retrasa los signos del envejecimiento. Los niveles hídricos de la piel pueden perderse fácilmente por las condiciones climáticas a las que está expuesta y una correcta hidratación ayudará a protegerla y a preservar su elasticidad, suavidad y tono.

Redacción
Acerca de Redacción 6375 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.