“Soy demasiado perfeccionista y, a veces, eso me pasa factura”

Hola a todas las lectoras:
Mi consulta es la siguiente, soy una persona muy perfeccionista, no me gusta hacer nada que no salga perfecto, o casi.

Me pasa en todos los aspectos de mi vida, en el trabajo, en casa e incluso conmigo misma. Es algo que hago porque me gusta, pero a veces me pasa factura. Ya que estoy agotada pues me quedo hasta tarde en el trabajo, luego voy al gimnasio, si puedo quedo con mis amigas, me gusta tener la casa recogida… creo que necesiaría 28 horas al día.

Otras veces no me siento muy feliz por la vida que llevo y, si algo no sale como me gusta, me sienta fatal y paso muy mal rato. Envidio a esa gente más despreocupada… Me gustaría saber qué puedo hacer. Gracias.

 
Querida lectora,

Con lo que nos has contado eres una supermujer pero yo te preguntaría qué tiempo te dedicas a ti misma.

Muchas veces nos dedicamos en cuerpo y alma a nuestras obligaciones diarias: trabajo, casa, estar perfectas, amistades, familias… pero no reservamos tiempo para nosotras mismas, a lo que nos gusta hacer, a un rato de ocio.

Es importante para sentirse bien dedicar tiempo a hacer cosas que nos gustan, aunque nos parezca que no tienen ninguna utilidad o fin ya que, en realidad, cumplen con un objetivo más importante: el ayudar a subir nuestro estado de ánimo.

Eso es lo primero que te recomendaría: dedicar más tiempo a lo que te gusta y no sólo ver obligaciones.

Por otro lado, el perfeccionismo, en ocasiones, es un arma de doble filo y, en vez de ser útil, nos entorpece; nos puede bloquear y no dejarnos avanzar.

Hay que intentar no dejarnos atrapar por la idea de perfección y ser prácticas. Dedicar el tiempo justo y necesario a cada actividad y lograr resultados óptimos. No hace falta que todo sea perfecto, simplemente puede ser bueno.

Es útil ponernos plazos, establecer límites en la agenda y dedicarle a cada tema un tiempo determinado y no más. Así no nos atascaremos, ni dedicaremos tiempo excesivo a cada tarea. Dejaremos de lado el agobio, y la sensación de no llegar a todo.

Y es importante aprender a darse permisos, si un día no realizas todo lo que tenías pensado, no pasa nada. No somos máquinas. Si aprendes a ser menos exigente contigo misma verás cómo te sientes mucho mejor, y también verás que tus resultados siguen siendo buenos.

Un abrazo fuerte.

—————————————————————————————————————————————————-

¡Hola! Mi nombre es Patricia y soy psicóloga con orientación cognitiva conductual. Mi labor consiste en evaluar y tratar los distintos trastornos psicológicos que se presentan en las personas con un método de trabajo que se centra en el aquí y el ahora; intentar solucionar la situación presente en el menor tiempo posible, y no tanto indagar en la causa que lo origina, sino en las soluciones de la misma.
Trato de enseñar a la gente nuevas habilidades, nuevas formas de enfrentarse al día a día: dotarles de “herramientas” para que cada uno pueda  aprender a afrontar  la situación o problema que le esté afectando.

Estoy aquí para ayudarte y me encantará responder a todas las preguntas que me enviéis a
consultaspsico@mujerwapa.com


* Para una consulta más en profundidad contactar con la psicóloga en patriciagarciacanto@gmail.com Y también puedes acudir a su clínica en Madrid http://maps.google.es/maps/place?hl=es&georestrict=input_srcid:c5caf82373b6e4cd

Redacción
Acerca de Redacción 6465 Articles

Equipo de redacción de Vive Saludable.