Las dietas restrictivas no son eficaces

Unos buenos hábitos alimentarios no pueden imponerse y una buena nutrición no debe basarse en una dieta exacta y estricta, basta con que sea suficiente (y no excesiva), equilibrada (55% de hidratos de carbono, 30% de grasas y 15% de proteínas), variada (conteniendo alimentos de todos los grupos) y adecuada. Esta es la conclusión que lanzó la doctora Pilar Cervera, profesora de Dietética y Nutrición de la Universidad de Barcelona en la Jornada celebrada por el Instituto Danone.

Asimismo, la doctora Ana Sastre, profesora de la UNED y Vicepresidenta del Instituto Danone, apuntó que los cambios sociales (sobre todo integración de la mujer en el mundo laboral) y los hábitos de vida cada vez más sedentarios han provocado que en el mundo occidental 1 de cada 3 niños sea obeso, así como lo es casi un 30% de los adolescentes, personas que por su obesidad cada vez desarrollan a una edad más joven enfermedades crónicas cardiovasculares o diabetes.

Sin embargo, la doctora coincidió en señalar que los tratamientos basados en dietas de restricción alimentaria tienen consecuencias psicológicas como depresión, irritabilidad, trastornos del sueño, alteraciones del humor, obsesiones con el alimento y hasta accesos bulímicos que acaban en el bien conocido alto número de fracasos.
 
La propuesta a los profesionales sanitarios y a toda la sociedad, como dejó claro el profesor Abel Mariné, profesor de Nutrición y Bromatología de la Universidad de Barcelona, pasa por una adecuada educación alimentaria, en la que deben estar implicados todos los estamentos sociales, la escuela, las administraciones, los medios de comunicación, la industria y los profesionales sanitarios y en la que participen activamente los sujetos. 
 
Por tanto, no se trata tanto de ponernos metas imposibles de cumplir a no ser que nos sometamos a un “martirio” alimentario, como de tener cierta educación nutricional y llevar a cabo una dieta variada y equilibrada. Así que no te tortures con dietas que posiblemente sean tan duras que las abandones en una semana. Ser constante en una alimentación saludable, con una dieta diaria de 1500 a 1800 calorías, y un poco de ejercicio va a ser mucho más eficaz. Y mucho mejor para nuestra salud.

Redacción
Acerca de Redacción 6329 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.