“No sé si dejar mi trabajo para cuidar de mi madre porque temo no encontrar otro después”

Hola Patricia:
Tengo 45 años, estoy casada, llevo trabajando en la misma empresa 10 años (porque no me queda más remedio) y, como en este país con esta edad ya eres un fósil, no me han llamado de ninguna oferta de empleo en la que me he inscrito.

Ahora tengo una duda; mi madre es dependiente y de momento la está cuidado mi hermano, pero él va comenzar a trabajar y necesitamos contratar a una persona interna para que la cuide. El sueldo más gastos de esta persona sería aproximadamente mi sueldo y mi duda es ¿me voy yo a cuidar a mi madre? y si lo hago, ¿conseguiré el día de mañana un trabajo? o ¿es mejor contratar a otra persona? La verdad no sé qué hacer, si me puedes aconsejar te lo agradecería.
Gracias y un saludo.















Querida Lectora,



¿Qué es eso de llamarnos fósil con 45 años? ¡Si estamos en lo mejor de la vida con esa edad!


Es difícil lo que me planteas porque, claro, se mezclan temas de trabajo y familia. En estos tiempos, tenemos que ser unas superwoman y poder con todo: familia, pareja, trabajo. Y, a veces, estos ámbitos entran en conflicto, complicando bastante las cosas.


Para tomar una decisión así, tienes que valorar pros y contras de cada opción a corto y a medio plazo. Tanto para ti, como para las otras personas afectadas. No perdiendo de vista lo que tú realmente quieres, ya que, si tomamos una decisión de la que no estamos convencidas por agradar a otros, podemos en un futuro sentirnos frustradas y echárselo en cara a esa persona.


Nunca sabemos qué nos va a traer el futuro, por eso es mejor tomar las decisiones en función de la información que sí que tenemos. Si no estaríamos construyendo castilos en el aire, o actuando como en el cuento de la lechera. Quizá en un futuro no encuentres trabajo, pero también puede pasar que encuentres uno mejor o hasta no necesites trabajar, porque te haya tocado la lotería. Eso nadie lo sabe.


Si ninguna de las opciones que barajas, te convence intenta buscar soluciones intemedias, o mezcla de ellas. A veces nos obcecamos en que sólo hay una única manera de resolver algo y estamos pasando por alto otras opciones válidas.

Además hay que tener en cuenta que, en muchas ocasiones, podemos rectificar si realmente no nos convence lo que hemos escogido. No te sobrepresiones a la hora de decidir, como si fuera algo irreversible.



¡Mucho ánimo y adelante con la opción que finalmente escojas!

—————————————————————————————————————————————————-



¡Hola! Mi nombre es Patricia y soy psicóloga con orientación cognitiva conductual. Mi labor consiste en evaluar y tratar los distintos trastornos psicológicos que se presentan en las personas con un método de trabajo que se centra en el aquí y el ahora; intentar solucionar la situación presente en el menor tiempo posible, y no tanto indagar en la causa que lo origina, sino en las soluciones de la misma.
Trato de enseñar a la gente nuevas habilidades, nuevas formas de enfrentarse al día a día: dotarles de “herramientas” para que cada uno pueda  aprender a afrontar  la situación o problema que le esté afectando.

Estoy aquí para ayudarte y me encantará responder a todas las preguntas que me enviéis a
consultaspsico@mujerwapa.com


* Para una consulta más en profundidad contactar con la psicóloga en patriciagarciacanto@gmail.com 


Redacción
Acerca de Redacción 6501 Articles

Equipo de redacción de Vive Saludable.