Para que las pieles sensibles disfruten del sol


Numerosos estudios han demostrado la importancia del sol para el organismo humano. Durante el verano dormimos menos y nos da la impresión de gozar de mayor vitalidad y mejor ánimo.



El sol influye de diversas maneras sobre el ser humano: favorece la formación de la melanina, a la que debemos el color de nuestra piel, mantiene la circulación y el metabolismo en plena actividad y refuerza los mecanismos del cuerpo. El sol desempeña un papel decisivo en el calcio que producimos y el metabolismo de los huesos porque sin la vitamina D que se forma en la piel con la exposición a la luz ultravioleta, el cuerpo no puede desarrollar calcio.

Sin embargo el sol también tiene su parte negativa, sobre todo para personas con pieles sensibles. Entre los problemas que puede causar la exposición irresponsable al sol destacan el envejecimiento acelerado de la piel, el aumento de las alergias solares, pérdida de elasticidad, cáncer de piel, y otras afecciones que pueden tornar los beneficios del sol en una pesadilla.

Esto ha traído como consecuencia la demanda de productos de protección solar que aleje a nuestra piel de todo riesgo.  Para las pieles sensibles el mercado ofrece productos de las líneas hipoalergénicas dermatológicamente testados. Estos productos protegen la piel sensible proporcionando una protección óptima contra las alergias causadas por las exposiciones al sol.
 
Los productos hipoalergénicos se caracterizan por su consistencia ligera y agradable que se absorbe rápidamente en la piel sin dejar restos de grasa, además de no contener emulsionantes, ni colorantes, ni perfumes, ni conservantes. Con estas características podemos encontrar también Affter Sun. Los ingredientes que se escogen para estos productos tienen un efecto refrescante y antinflamatorios que evitan las irritaciones de la piel causadas por el sol, el aire o el agua.

Redacción
Acerca de Redacción 6329 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.