Disfruta de la playa y del deporte

Cuando llega el verano y nos vamos de vacaciones nuestra actividad física se reduce. Concedemos mayor importancia a relajarnos y descansar sin tener en cuenta que la práctica de ejercicio físico puede ser una buena alternativa de ocio. La playa es uno de los destinos que más nos atrae, en ella, además de los chiringuitos y las tumbonas, podemos encontrar un amplio abanico de alternativas deportivas para mantenernos en forma.

Una buena opción son los deportes de playa clásicos: el voley o a algunas variantes veraniegas del tenis o el paddle, etc; sin embargo, existen otras maneras de practicar deporte en la playa mucho más asequibles y sencillas que mantendrán nuestro cuerpo a tono.

Primero debemos escoger el tiempo para la práctica de ejercicio físico, que podría ser dos horarios al día de 20 minutos cada uno. Las horas más indicadas son las que estén alejadas de las temperaturas extremas (horas centrales del día) y de las comidas. Las primeras horas de la mañana y las últimas horas de la tarde son las mejores para practicar deporte en la playa.

Una buena opción puede ser una caminata intensa sobre la arena seca o en el agua, sin que ésta nos llegue a la cintura, de esta forma nuestro esfuerzo será mayor y la resistencia que ofrece la arena o el agua hará que nuestros músculos se tonifiquen.

El mar es la atracción por excelencia cuando escogemos la playa como destino. Podemos aprovechar este medio para ejercitar nuestros músculos teniendo en cuenta la resistencia del agua a modo de peso que debemos salvar. Nadar o realizar estiramientos en el mar reportan muchos beneficios a nuestro cuerpo, estimula el apetito y ayuda a que nuestro descanso nocturno sea mejor.

La práctica de deporte en grupo con amigos o compañeros hace más amena esta actividad. Cuando practicamos deporte en compañía, estamos añadiendo un plus de satisfacción a esta actividad y contribuimos a la difusión de buenos hábitos de vida. Es importante comenzar poco a poco para evitar lesiones y el cansancio excesivo.

Al hacer deporte perdemos mucho líquido, es por ello que debemos cuidar nuestra hidratación. Beber abundantes líquidos y optar por comidas ligeras, donde incluyamos abundantes frutas y verduras, es la elección más indicada.  No olvidemos proteger nuestra piel si nos exponemos al sol. Si atendemos a estos consejos, nuestro verano será perfecto, y nuestro cuerpo nos lo agradecerá.

Redacción
Acerca de Redacción 6329 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.