¡Sé responsable ante el sobrepeso!

Qué no te engañen los anuncios de televisión: las pastillas adelgazantes no son la panacea para perder peso. Su verdadera efectividad ha sido cuestionada por médicos expertos en nutrición y endocrinología. Éstos advierten, además, que su consumo debe estar muy controlado por especialistas y nunca tomarlas a la ligera.

En un Congreso sobre Obesidad celebrado recientemente en Estocolmo un equipo de investigación suministró complementos adelgazantes a una serie de personas y a otras tantas se les pidió que tomaran placebo durante el mismo periodo. Después de dos meses de tratamiento la conclusión fue la siguiente: Los que tomaron los productos suministrados como complementos alimenticios perdieron entre 1 y 2 kilos y los que tomaron placebo perdieron 1.2 kilos. No se encontró ninguna diferencia estadística significativa en la pérdida de peso derivada del consumo de ninguno de esos productos en comparación con el placebo. 
 
Entre los activos sujetos al estudio están algunos tan populares como el CLA, el chitosán, el té verde, el glucomannan o la naranja amarga; sobre su efectividad planea la duda: “no hemos encontrado ninguna evidencia de que ninguno de estos complementos alimenticios sea un tratamiento adecuado para reducir peso corporal”, afirma el Dr. Onakpoya, miembro de la Facultad de Medicina en las Universidades de Exeter y Plymouth, Reino Unido. Y añade, “la gente piensa que estos complementos son, a corto plazo, una buena manera de perder peso, y pueden gastar grandes sumas de dinero en ellos, pero pueden terminar decepcionados, frustrados y deprimidos si sus expectativas no se cumplen”.

La doctora Susana Monereo, jefa del Servicio de Endocrinología del Hospital Universitario de Getafe, es incluso más dura en sus críticas: “estos productos y muchos otros más se venden con el reclamo de que adelgazan sin tener ningún estudio serio que los avale. Se anuncian a bombo y platilllo y hacen su agosto en personas que están desesperadas buscando un milagro que les ayude a perder peso. Los que seriamente nos dedicamos al estudio y tratamiento de la obesidad sabíamos que eran un engaño y que no servían para nada”, sentencia.

La obesidad es una enfermedad causada por un desajuste metabólico del balance energético, por tanto, se debe tratar desde un punto de vista médico con fármacos que, con estudios clínicos, avalen su eficacia, es decir, que tomándolos se pierda más peso que con dieta sólo. Asimismo, se deben indicar todos los efectos que producen, tanto los buenos como los malos, como ocurre con cualquier medicamento. “Solamente se deben tomar fármacos con estudios de eficacia y seguridad comprobadas y bajo mi criterio siempre recetados por un medico experto que sepa utilizarlos y conocer bien sus indicaciones”, concluye la doctora.


Muchos productos y poco controlados
“Existen varios tipos de complementos que ofrecen efectos adelgazantes a través de diferentes mecanismos de acción, como imanes de grasa, movilizadores y disolventes, reguladores del apetito y el metabolismo, obstructores, y otros. El mercado de estos productos es enorme pero, a diferencia de los medicamentos regulados, no han tenido que demostrar su eficacia para estar a la venta”, nos cuenta el Dr. Thomas Ellrott, director del Instituto para la Nutrición y Psicología de la Universidad de Göttingen, Alemania.



El problema radica entonces en que existen una gran cantidad de productos adelgazantes que no han demostrado científicamente que hacen lo que prometen: perder más peso que simplemente haciendo dieta.

Sin embargo, esto no significa que no podamos tomar complementos adelgazantes en los casos en los que realmente sean necesarios, sino que lo debemos hacer si han sido recetados por un médico, en vez de comprarse en la farmacia el que hemos visto en la televisión o el que nos recomienda la vecina.

“Ante la avalancha de complementos adelgazantes, la forma correcta de actuar es acudir, en primer lugar, a un especialista, ya sea nutricionista, dietista o endocrino que evalúe nuestras necesidades y características físicas y nos prescriba el medicamente adecuado”, afirma D. Alfredo Martínez, Presidente de la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD).

Redacción
Acerca de Redacción 6505 Articles

Equipo de redacción de Vive Saludable.