“Nuestras cremas sólo prometen lo que hacen”

En Wapa nos encanta conocer nuevas marcas de cosmética y nos gusta mucho más que éstas nos sorprendan.

Hace unos días, se presentaba en Madrid Evidens de Beauté, una firma de cosmética que aúna la tecnología japonesa y el sentido francés de la elegancia y la seducción para crear unos productos que -atentas- “sólo hacen lo que prometen”. Y estas promesas no se basan en una piel libre de arrugas y una firmeza propia de los 20 años cuando se tienen 40. Su promesa es la luz, porque un rostro radiante y saludable es la base de la belleza.

Su razón de ser ya hace que nos guste y es que esta firma nació de una historia de amor. Nos contaba su creador, Charles-Edouard Barthes, que, locamente enamorado de Japón, de las japonesas y “de la más hermosa de todas ellas” (que no es otra que su mujer), decidió rendir homenaje a su belleza creando “la más esencial de las líneas cosméticas”. 

La historia es que, cada noche, cuando su mujer se acostaba en la cama a la hora de dormir, él sentía una fragancia distinta en su piel, algunas agradables y otras no tanto. Un día, le preguntó a su esposa- loca confesa por la cosmética como buena japonesa que es- cuál era la razón de ese cambio constante de aromas; ella le contó que nunca una crema la mantenía contenta durante mucho tiempo y que por eso tenía que cambiar de una a otra.

Barthes, entonces, decidió crear las cremas que pudieran satisfacer las exigencias de su mujer, una cosmética a la que pudiera ser fiel, en la que pudiera confiar y, por supuesto, que su aroma fuera siempre agradable y un placer para los sentidos.

El resultado fue Evidens de Beauté, “una voluntad de perfección técnica a la japonesa”. Eso sí, no fue un resultado rápido, ya que encontrar la fórmula perfecta les llevó tres años de investigación a cargo del prestigioso profesor Miyashita, director de uno de los más reputados laboratorios científicos de investigación en cosmetología y asesor del ministerio de Salud japonés. Te desgranamos a continuación los puntos claves de esta nueva gama cosmética:

Principios activos: El complejo Qal oculta bajo su denominación importantes logros cosméticos como es la unión en una misma fórmula de 4 activos que, hasta ahora, estaba considerada imposible. Se trata de 4 activos que han demostrado una gran capacidad y potencia a la hora de mantener la piel en buen estado. Éstos son la Co-Enzyme Q10 (antioxidante y activador de la energía celular), los ácidos aminados (aumentan el nivel de hidratación), el extracto de raíz de morera (rico en flavonoides y potenciador de la luminosidad) y, como primicia cosmética, el triple colágeno (de tres tamaños distintos para que pueda penetrar eficazmente en la piel).

Perfecto para: Mujeres a partir de los 35-40 años. Además, hay que tener en cuenta, que la mayoría de las mujeres- y esto es en gran parte debido a las agresiones externas- padece una excesiva sensibilidad de la piel. Evidens de Beauté se planteó como reto “garantizar a la pieles más sensibles el resultado antiedad óptimo respetando su fragilidad”.

Productos: La gama comprende todo lo necesario para un cuidado esencial. La limpieza es determinante para preservar la belleza de la piel por lo que la marca promueve la limpieza en tres pasos: desmaquillaje, estimulación y loción calmante. A continuación se aplican los productos tratantes, según los deseos y necesidades visibles de la piel, que están organizados en tres actos: purificar y revelar, tratar y sublimar y equilibrar y perfeccionar. Para todas estas acciones, Evidens de Beauté comercializa unos 11 productos entre los que podrás encontrar sueros, cremas de día y de noche, mascarillas, crema solar y varias lociones limpiadoras.

Garantía: De una muestra de 132 mujeres japonesas (las más exigentes en cuestiones cosméticas), el 92% notaron una mejora de su epidermis en sólo 15 días.

Nos gusta: Su filosofía Kaizen que viene a significar en japonés la renovación permanente. Las fórmulas de Evidens están continuamente mejorándose, así que la crema que compre una mujer dentro de dos años no será la misma que compre hoy. Aunque en apariencia nada haya cambiado, la fórmula será cada vez más eficaz. “La clienta sólo tiene que confiar, nosotros seguimos trabajando aunque no lo anunciemos cada año lanzando una nueva edición”, nos cuenta Barthes.

Precios: Oscilan entre los 55 y los 240 euros.

Dónde: Por ahora sólo la podemos encontrar en la perfumería nicho madrileña Segretti di Bellezza.

¿Quieres saber más? Pincha aquí para leer la entrevista que Wapa le hizo a Charles-Edouard Barthes, en la cual el creador de Evidens de Beauté critica el marketing engañoso que rodea al mundo de la cosmética y reclama más honestidad y promesas que sí se puedan cumplir.



Redacción
Acerca de Redacción 6460 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.