Celda 211 le arrebata a Ágora el liderazgo en los Goya

Anoche se celebró, en el Palacio Municipal de Congresos, la noche más importante del cine español: los Goya. Este año ha sido un año muy reñido y es que 2009 se ha consolidado con éxito de taquilla y crítica para nuestro cine. Ágora y Celda 211 eran las claras favoritas, una lucha entre ellas que ha destacado la película carcelaria como la gran triunfadora de la noche.

No te pierdas las imágenes de la alfombra verde, donde nuestras estrellas brillaron con todo su glamour a pesar del frío. ¡Pincha aquí para acceder a nuestra galería! 



La gala, presentada por Andreu Buenafuente, ha sido la más vista de la historia. TVE nos engancha sin publicidad, la verdad es que se nota bastante que tiene que ser más ameno para que el rato sea más divertido, y así fué. Ésta ha sido no solo la gala más vista sino también la más entretenida; el presentador se despidió prometiendo que volvería el próximo año, y no es para menos.

La noche empezó muy bien para Ágora, llevandose el Goya a los Mejores Efectos Espaciales. En total sumó 7 goyas de las 13 nominaciones con las que contaba, casi todos técnicos, incluyendo el maquillaje, dirección de producción, dirección de fotografía, dirección artística, dirección de vestuario y guión original, la única ocasión de Alejandro Amenábar de subir a recoger un galardón por su película, a caballo entre el cine internacional y nacional con un éxito de taquilla siempre por encima de sus previsiones pero que a la hora de reconocer el trabajo, se queda por debajo de las películas que son españolas 100%.



Triunfo de Celda 211


Este año la gran triunfadora ha sido Celda 211, una de las mejores película que ha dado el cine español hasta ahora, con una temática “por fín” diferente y original y que ha obtenido el reconocimiento que se merecía. Si Ágora se ha llevado los Goya técnicos, Celda 211 ha podido con todas las categorías de calidad, incluyendo mejor director, mejor guión adaptado, mejor montaje, mejor actor revelación o mejor actor protagonista para Luís Tosar por su impecable papel de “Malamadre”, convertido ya en un icono del cine español. La sorpresa de la noche estaba reservada para el final de la gala, cuando Pedro Almodóvar hizo acto de presencia para presentar el Goya a la mejor película, dejando atras viejas rencillas con la academia y dando el Goya a los productores de Celda 211 que culminaban así una noche de éxitos para ellos. 



Más premiados


Las dos películas favoritas no dejaron mucho para las demás, pero aún quedaba alguna que otra sorpresa. Lola Dueñas le “robó” el Goya a Penélope Cruz y a Rachel Weisz por su película “Yo, También”, un film sencillo pero de gran emotividad que también obtuvo el Goya a la mejor canción. Raúl Arévalo recogió el Goya al mejor actor de reparto, el único para la película “Gordos” a pesar de sus 8 nominaciones. Soledad Villamil se llevó el de mejor actriz de reparto por “El Secreto de sus ojos”, película nominada al Óscar y que también se llevó el premio a la mejor película hispanoamericana. El film de Almodóvar “Los abrazos rotos” tan solo obtuvo el premio a la mejor fotografía, Mar Coll como mejor dirección novel por la película “Tres días con la familia” y “Planet 51” fue considerada como mejor película de animación y “Slumdog Millionaire” fue elegida mejor película europea. También hay que destacar el corto de animación “La Dama y la Muerte”, nominado a Óscar como mejor corto animado, y también ganador del Goya.


Homenaje a Antonio Mercero


Uno de los directores españoles de más renombre, Antonio Mercero, tuvo un merecidísimo homenaje y recibió el Goya honorífico a toda su carrera de manos de Alex de la Iglesia, Presidente de la Academia, que fue a entregarle el galardón personalmente a su casa debido a que el director, enfermo de Alzheimer, no pudo asistir a la gala. Su hijo dió las gracias en su nombre y con gran emotividad reconoció la carrera de su padre, contando una anécdota muy emotiva sobre las veces que Mercero ha visto “Cantando bajo la lluvia” algo así como 500, diciendo que debido a su enfermedad disfruta de ella como si fuera la primera vez y expresó su deseo de morir rodeado de nietos viendo esta película. Unos comentarios que no dejaron indiferente a nadie y se veía como las lágrimas asomaban en los ojos de todos los actores cuando se exhibió el vídeo de como Mercero recogía el Goya con emoción y humildad. Alex de la Iglesia le dijo muy emocionado que él era una de las razones por las que hacía cine y que su carrera ha dejado huella para la historia del cine y las series españolas.



En definitiva, una gala para todos los públicos en la que todos pasaron un rato muy divertido, de risas y lágrimas según la ocasión y más de una sorpresa. Andreu Buenafuente ha sido un perfecto maestro de ceremonias, seguro que lo veremos presentar la gala en más ocasiones. Enhorabuena a “Celda 211”, sobre todo, a su protagonista quien dejó claro al recoger el galardón que los actores hacen buenos personajes siempre y cuando les den buenos guiones, la base de todo cine, un buen guión, y parece que el cine español va poco a poco mentalizandose de que sin buenas historias, no hay buenas películas.



 

Redacción
Acerca de Redacción 6329 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.