¿Cómo enfrentarnos a los trastornos sexuales?

Tanto hombres como mujeres pueden padecer problemas sexuales en diferentes momentos de su vida. Y la primera reacción que aparece es la incomprensión y la vergüenza, ya que los problemas sexuales afectan directamente a la autoestima de la persona. Y si además, decide no hablar del tema puede conducir al aislamiento y complicar aún más la situación.




Por su parte, la pareja, ante la falta de comunicación y los primeros síntomas de un trastorno sexual,  comienza a preguntarse sobre las razones del problema, barajando muchas posibilidades y no en pocas ocasiones cargando con un gran sentimiento de culpa. Preguntas como “¿estará enfermo? ¿irá algo mal en nuestra relación? ¿estará enfadado/a conmigo? ¿tendrá una aventura? ¿querrá dejarme? aparecerán en su cabeza, dando lugar a sentimientos de incertidumbre y tristeza.



Por eso, la pareja y su actitud ante el problema sexual SI importa. Pues marca una clara diferencia y el impulso necesario para que los dos, de manera conjunta, decidan buscar soluciones acudiendo al médico. Y ello comienza por una comunicación fluida y pasa por tener una actitud comprensiva, cariñosa y respetuosa con lo que está pasando, asumir que es responsabilidad de ambos, buscar ayuda profesional y acudir a la consulta del médico, lo que permitirá alcanzar las soluciones adecuadas para cada caso.

Para educar en la salud sexual, y aprovechando el día de los enamorados, se celebran en toda Europa campañas de concienciación para mejorar la vida sexual de las personas. En nuestro país, esta acción será llevada a cabo por la Asociación Española para la Salud Sexual, en colaboración con la Alianza Europea para la Salud Sexual (ESHA). Tanto hombres como mujeres pueden llamar a la línea de información 902 12 00 88 en España, donde una persona con formación específica en estos temas hablará con ellos de forma natural y relajada sobre el problema, les proporcionará información y, les orientará sobre los pasos a dar para buscar soluciones.

Trastornos más frecuentes
Los problemas sexuales más comunes en hombres son la eyaculación precoz y la disfunción eréctil. Para las mujeres sin embargo son la falta de deseo y la anorgasmia.



La disfunción eréctil es la incapacidad para obtener o mantener una erección apropiada hasta el final de la actividad sexual. Los problemas de erección constituyen un síntoma centinela, ya que alertan de la existencia de otras enfermedades de las que el hombre no siempre es consciente o incluso no han llegado todavía a manifestarse físicamente, como son la hipertensión, la hipercolesterolemia, la diabetes o enfermedades cardiovasculares. Se calcula que más del 50% de todos los hombres de entre 40 y 70 años son susceptibles de padecer problemas de erección. Y en España se estima que existen aproximadamente 2,5 millones de hombres con disfunción eréctil.



En cuanto a la eyaculación precoz, el 43% de los hombres la padece en algún momento de sus vidas. Tiene su origen en múltiples factores, tanto psicológicos como fisiológicos y puede padecerse a cualquier edad de forma esporádica o convertirse en un problema habitual. Para que un hombre sufra eyaculación precoz, deben darse tres factores: falta de control sobre la eyaculación; tiempo: el hombre tarda poco tiempo en eyacular; y angustia: las consecuencias de su disfunción le provocan estrés y angustia.



A pesar de la elevada incidencia, de los sentimientos de angustia, insatisfacción e inseguridad que generan en la persona que los sufre y de los tratamientos disponibles que permiten alcanzar la normalidad en la vida sexual, estos trastornos sexuales se diagnostican y se tratan muy por debajo de lo recomendable, debido a que se resisten a asistir a la consulta y a hablar de su problema con el médico.
 

Redacción
Acerca de Redacción 6506 Articles

Equipo de redacción de Vive Saludable.