“El Quinto Día” rebosa misterio histórico, intriga y suspense

La Factoría de ideas nos presenta una de sus novedades para la próxima primavera. “El Quinto Día” cuenta la misteriosa muerte de un sacerdote católico (y el silencio sepulcral con que dicha noticia es recibida por las autoridades eclesiásticas) despierta las sospechas del hermano del clérigo, Thomas Knight. La única información de la que Thomas dispone es que su hermano murió en Filipinas, la última parada de un viaje por todo el mundo investigando la historia de los símbolos cristianos. Pero Thomas y la conservadora de museos Deborah Miller no estarán solos cuando decidan seguir los pasos del sacerdote por tan peligrosa y laberíntica ruta. Todos y cada uno de sus movimientos estarán vigilados por un grupo de fanáticos que intentarán por todos los medios silenciar el asombroso secreto con el que dio el hermano de Thomas.


El autor de la novela, Andrew Hartley, creció en el noroeste de Inglaterra, donde comenzó sus fascinación por la historia antigua, la mitología y la arqueología, fomentada por sus frecuetnes viajes familiares a Roma y Grecia. Se licenció en Egiptología y, tras viajar durante años por toda Europa y trabajar en una excavación de la Edad de Bronce, se trasladó primero a Japón y después a Estados Unidos. Ha escrito novelas como “La máscara de Atreo”, también es guionista, dramaturgo y director, así como profesor en el Departamento de Teatro y Danza en Carolina del Norte. Sus novelas históricas de suspense han estado en la lista de superventas de periódicos como el “Usa Today” o el “New York Times”. Hartley nos habla de su trabajo:


¿Qué es lo primero que hace cuando inicia un nuevo proyecto?


Salgo a pasear a mi perro unas mil veces hasta que se me ocurre una idea sobre la que escribir.


¿Y lo último antes de acabar una novela?


Escribo “Fin” y hago una copia de seguridad por si el ordenador explota. Bueno, eso no es exactamente lo último que hago. Solo es el final de la primera fase. Luego empieza el proceso de correción. Pero teclear esa pequeña palabra (unas cien mil palabras después de la primera) me hace sentir que he recorrido mucho camino.


¿Cómo sale de los bloqueos creativos?


Paseo al perro, juego al ordenador, leo, toco la guitarra, espero que pase la tormenta.


¿Qué música de fondo se pone para trabajar?


Silencio. ¿Cómo puede alguien trabajar con música?


¿Cuál es su sitio favorito para pensar?


Voy pensando mientras escribo, pero he tenido mis mejores ideas en la ducha, en sueño o, una vez más, paseando al perro.


¿Palabras por minuto?


No tengo ni idea. Cuando estoy en el medio de una acción y tengo muy claro por dónde debe ir la historia, escribo unas dos mil o dos mil quinientas palabras en el día (generalmente por la mañana).


¿Ordenador o papel y bolígrafo?


Ordenador.


¿Qué esta leyendo en este momento?


Los libros de la saga de Stephanie Plum, de Janet Evanovich. Quería ver si yo era capaz de escribir algo en esa línea…Por ahora creo que no.


Proyectos actuales.


Estoy haciendo la revisión final de la segunda parte de mi serie de fantasía, y una revisión no tan final de un thriller llamado provisionalmente “The Tears or the Jaguar”.


 


 

Redacción
Acerca de Redacción 6329 Articles
Equipo de redacción de Vive Saludable.